Los Chiefs se sobreponen a la tragedia de Belcher para ganar

Los Kansas City Chiefs (2-10) lograron su segunda victoria de la temporada pocas horas después de que su jugador Jovan Belcher se suicidara en el mismo estadio tras matar a su novia y en presencia de Romeo Crennel. Los Chiefs hicieron de tripas corazón y, con grandes actuaciones de Jamaal Charles -127 yardas en carrera- y Brady Quinn -apenas cuatro peses incompletos y dos touchdowns-, consiguieron superar la tragedia y pasar por encima de unos Carolina Panthers (3-9) que también desean que se acabe cuanto antes un año que también está siendo "horribilis" para ellos.

Los Chiefs se sobreponen a la tragedia de Belcher para ganar
Los Kansas City Chiefs le pudieron dedicar la victoria al malogrado Jovan Belcher (Foto: Kansas City Chiefs).
Chiefs
27 21
Panthers

KANSAS CITY - Poco más de 24 horas después del suicidio de su linebacker Jovan Belcher en el mismo Arrowhead y tras acabar con la vida de su pareja, los Kansas City Chiefs jugaban. Debían jugar, pese a todo. Y lo hicieron admirablemente, en un emotivo encuentro. La tragedia de ambas partes de lo sucedido fue el impulso de unos Chiefs que no parecieron el mismo equipo que había perdido diez de los once partidos disputados. Ante los Carolina Panthers, Kansas City jugó por su honor pero también por el de los dos fallecidos en los trágicos incidentes del viernes.

Brilló notablemente Brady Quinn, con una actuación estelar que recordó a sus días de gloria en Notre Dame. En Kansas City -igual que en Cleveland y en Denver- todavía no había salido a relucir ese Quinn y sí otro, mucho más oscuro, ahora en una franquicia en declive y sin motivación para ganar incluso teniendo la oportunidad de salir como titular. El quarterback culminó un partido casi perfecto, donde ponía el ojo ponía el balón. Solo falló cuatro pases, completando 19 de 23 para 201 yardas y 2 touchdowns. Efectivísimo, sin reproches.

Por tierra aparecería la otra estrella de los Chiefs. Jamaal Charles resquebrajó considerablemente la defensiva de los Panthers corriendo para 127 yardas. Aunque no anotó, esa faceta la compensaría Peyton Hillis en una de sus pocas carreras.

Sea como fuere, los Chiefs se sobrepusieron para demostrar que, en circunstancias como las que quedan tras el suicidio de un jugador de 25 años, pueden ser un equipo competitivo. La cuestión es saber si el compromiso adquirido en la tarde del domingo puede extenderse la próxima temporada o fue excepcional. Eso ya son otras historias.

Enfrente asistieron los Carolina Panthers de Cam Newton. Fueron los convidados de piedra en una situación incómoda. En cuanto a lo deportivo, los Panthers no estaban mucho mejor que los Chiefs, pero carecían del factor emotivo.

Cam Newton cuajó un gran partido y lo disputó hasta el final, pero sumó una derrota más que confirma -por si no lo estaba ya- que esta temporada las cosas no le salen ni con el viento a favor. Ni anotando tres touchdowns sin lanzar intercepciones, ni así. A parte de sus tres anotaciones, Newton completó 15 de 27 para 232 yardas.

Los Chiefs dominan con una efectiva ofensiva

Comenzó el choque de manera solemne, con lo sucedido en la memoria. Peyton Hillis se encargó de ser el primero en pasar página con su touchdown de dos yardas. Fue en el primer drive, nada más comenzar y tras un buen drive de Quinn. Era el primero de muchos, encontraba receptores casi sin pestañear. 

El ímpetu con el que empezó el duelo continuó en la siguiente bala disparada. Cam Newton no quiso ser menos y aprovechó su primer drive del día para ver solo a Greg Olsen, que recibió para 47 yardas y touchdown. La contestación fue sólida, los Panthers no se iban a dejar ganar. También se jugaban su honor.

Cam Newton tenía el brazo caliente y, al poco de iniciarse el segundo cuarto, lanzó un impecable pase hacia la endzone. Allí atrapó Steve Smith con pericia para poner a los Panthers en cabeza. Pero quedaba mucho cuarto por delante y era el día de los Chiefs. En las postrimerías del segundo período Brady Quinn llegó a la red zone y, con 14-10 en el marcador, falló en sus tres primeros intentos. Quedaba tiempo para una más y Romeo Crennel decidió que jugársela a touchdown o nada. Quinn manejó el tempo con soltura para, con el reloj a cero, descubrir a Tony Moeaki, que recibió sin marca para anotar y poner a Kansas City arriba al descanso.

Cam Newton se queda corto con su "Hail Mary" final

Tras la reanudación continuó la exhibición de Jamaal Charles, quebradero de cabeza para la defensiva panther. Un touchdown para cada equipo en el tercer y cuarto cuartos y reafirmación de la victoria local con el último field goal de Succopp, desde 52 yardas. Los Panthers no pudieron remontar el partido una vez más, no les quedó tiempo.

Con treinta segundos en el reloj cogió Newton el balón e intentó en última instancia un ave maría, pero aunque el pase fue completo quedó unas pocas yardas corto. Eso separó la victoria y la derrota en un buen partido entre dos equipos que ya piensan en la próxima temporada. Y en pasar página, sobre todo los Chiefs.

La semana que viene, los Kansas City Chiefs (2-10) se enfrentarán ante unos Cleveland Browns que también están resurgiendo lentamente -si es que alguna vez surgieron-. Por su parte, los Carolina Panthers (3-9) firmarán el exepediente contra unos ya clasificados Atlanta Falcons. Ambos serán duelos ya intrascendentes.