Griffin III pone al rojo vivo la NFC Este

Los New York Giants no pudieron cerrar el partido cuando pudieron y, en el partido del lunes por la noche, cedieron una importantísima batalla que ganaron los Washington Redskins. Con un Robert Griffin al que la vida y el football le sonríen, los capitolinos se llevaron el Monday Night Football por la mínima y reabrieron la lucha por la NFC Este, que ahora tiene a Giants con 7-5 y a Redskins y Cowboys con 6-6. Todo, a apenas cuatro semanas para que concluya la temporada regular. Griffin III pone la carrera para los playoffs al rojo vivo.

Griffin III pone al rojo vivo la NFC Este
Robert Griffin III completa una de sus carreras bajo las luces del lunes noche (Foto: AP)
Redskins
17 16
Giants

LANDOVER, Maryland - El lunes noche Robert Griffin III rugió bien alto y pasó por encima de los Giants de Eli Manning para poner más apretada que nunca la división este de la conferencia nacional.

En un apretadísimo partido que acabó definiéndose por un punto de diferencia, los Washington Redskins pudieron salvaguardar una victoria que se antoja importantísima de cara al final de la temporada regular.

Griffin III dio espectáculo

Griffin III mostró su gran polivalencia y combinó 163 yardas de pase con hasta 72 mediante carrera. A eso se le sumó el touchdown de la victoria para Pierre Garçon. Al rookie todo le salía bien en el prime time. Incluso cuando provocó un fumble en una de tantas intentonas de scrambling, el balón suelto fue recuperado por su compañero Josh Morgan que, en la continuación de la jugada, anotaría touchdown. Lo negativo se convirtió en positivo, era su día.

Hasta la suerte sonreía a RGIII y su descaro de primer año. El quarterback dejó más claro aún que pertenece a esa casta de jugadores que llevan el espectáculo en la sangre. Ahora la pregunta es si, con 6-6, puede tener el valor de disputarle contra pronóstico la NFC Este a los mismos Giants a los que miró ayer de frente a frente. De paso, también metió en la pomada a los Cowboys de Romo.

Por les Redskins también destacó el running back Alfred Morris, con 124 yardas ganadas en 22 intentos.

Tercera derrota de los Giants en cuatro partidos

Los New York Giants defraudaron y volvieron a su extraña irregularidad espués de volver a mostrarse como equipo sólido ante todo un contender como los Green Bay Packers. Eli Manning estuvo apagado por momentos y los Giants tuvieron que remar contra varias penalizaciones claves. En el último cuarto, los neoyorquinos no pudieron remontar el punto que les separaba de sus contendientes y cayeron por la mínima tras no conseguir hilvanar ningún buen ataque.

El quarterback de los Giants mostró su lado gris y no pudo con el ímpetu redskin. El pequeño de los Manning completó 20 de 33 para 280 yardas y un touchdown, sin intercepciones. No fueron malos números para el quarterback, pero sus Giants renquearon como equipo -y eso es raro- para no cerrar el choque cuando debieron.

Los Giants no cerraron el partido, los Redskins aprovecharon

Al descanso los cartones reflejaban un 13-10 favorable a los Giants, que habían anotado un field goal in extremis para ponerse por delante. En la reanudación, un gol de campo más del escocés Tynes amplió diferencias para New York, pero dejaba el duelo abierto para que en un gran drive -hubo varios drives de manual durante la noche- Robert Griffin condujera al equipo capitolino hacia el touchdown decisivo.

Las gradas del FedEx Field enloquecieron viendo cómo su mariscal novato superaba a los vigentes campeones, que por relajarse cuando no tocaba -tres del los últimos cuatro encuentros perdidos, no aprenden la lección de otras temporadas- se complican de nuevo el liderato en la NFC Este. Un 8-4 les hubiera dado tranquilidad y hubiera matado las aspiraciones de Dallas y Washington. Con el 7-5 es todo muy diferente, ahora la lucha se antoja apasionante de aquí a que acabe la Regular Season, en cuatro semanas.

Los New York Giants (7-5) aún tienen que jugar contra Falcons, Saints, Ravens y Eagles. Los Redskins (6-6), ahora con la moral en alza, también se han de enfrentar a Ravens y Eagles. Completarán su calendario contra los Browns y una última semana que puede ser dramática -depende de lo que pase- frente a los Dallas Cowboys.