Los Cowboys le dedican su remontada al fallecido Jerry Brown

Menos de 48 horas después de perder a su linebacker del equipo de práctica Jerry Brown en un accidente de tráfico, los Dallas Cowboys (7-6) pudieron dedicarle una trabajada victoria ante los Cincinnati Bengals (7-6). Ambos se jugaban los playoffs y fue Dan Bailey el que decidió con un field goal en el último segundo. Tras su irregular temporada, los Cowboys siguen en liza por alcanzar postemporada.

Los Cowboys le dedican su remontada al fallecido Jerry Brown
DeMarcus Ware y los Cowboys pudieron homenajear a su compañero Jerry Brown, cuya vida se apagó unas horas antes (Foto: Dallas Cowboys)
Bengals
19
20
Cowboys
DeMarcus Ware y los Cowboys pudieron homenajear a su compañero Jerry Brown, cuya vida se apagó unas horas antes (Foto: Dallas Cowboys)

CINCINNATI - La tragedia golpeó esta semana a los Dallas Cowboys. Por si fuera poco, y al igual que los Chiefs la pasada semana, tuvieron que saltar al campo pocas horas después de que el linebacker de su practice squad Jerry Brown falleciera en un accidente de coche cuando iba como copiloto de un automóvil conducido por su compañero Josh Brent, titular en la defensiva cowboy. Brent iba bebido al volante cuando ocurrió el suceso.

Con él todavía arrestado con cargos, los Dallas Cowboys se jugaban la vida ante los Cincinnati Bengals y encontraron en la adversidad la motivación para sacar las castañas del juego y unirse para remontar un partido que acabaron ganando con un field goal de Dan Bailey sobre el reloj. 

Las aspiraciones de los Cowboys, tras la irregular temporada del equipo texano, están ahora más vivas que nunca y su 7-6 les deja en una posición para seguir en la lucha por la wild card y, por qué no, el liderato divisional que ahora ostentan los New York Giants con 8-5. Tienen que firmar, eso sí, un final casi perfecto, olvidando los errores del pasado.

El quarterback Tony Romo acabó el partido con 25 completos de 43 intentos para 268 yardas, con un touchdown por una intercepción. Destacó la labor de la secundaria cowboy, que dejó en bandeja una anotación a Romo tras retornar hacia la red zone la única intercepción de Andy Dalton. El quarterback de los Bengals tuvo unos números similares a los de su homólogo en Dallas, con 206 yardas en 20 completos de 33 intentos, también con un touchdown por un pase al contrario. 

Por los Bengals, que se complican un poco el wild card de la AFC con su 7-6, también tuvo un buen papel el running back BenJarvus Green-Ellis y el wide receiver rookie Marvin Jones.

Los Cowboys ganan a un duro rival

Romo necesitaba la victoria y sabía que sería emotiva de lograrse. Arrancó fuerte y en un buen primer drive solo se encasquilló con el touchdown cerca. Bailey convirtió de tres y el balón fue para los Bengals, que quisieron que se notase su presencia. Andy Dalton se inventó un drive mejor aún y llevó a su ataque al touchdown. Tras una gran jugada de Marvin Jones, los locales quedaron en la red zone y Dalton conectó con Andrew Hawkins para poner los primeros siete puntos del partido.

El duelo se desarrolló con tremenda igualdad y se llegó con 13-10 al descanso, luego de que DeMarco Murray finalizara la jugada de la intercepción de Dalton. En la segunda mitad, los Bengals no supieron materializar sus oportunidades y tuvieron que conformarse con seis puntos en sendos field goals que no sirvieron para alejarse suficiente. Los Cowboys regresaron para remontar en el último período.

A falta de seis minutos, Tony Romo vio un claro pase hacia Dez Bryant para 27 yardas y touchdown. En la última jugada del día, la ofensiva de Dallas acercó el balón a buena posición para que Dan Bailey ejecutara con perfección milimétrica. La victoria estaba conseguida, los playoffs más cerca, y la dedicatoria al malogrado Jerry Brown compuesta.

La semana que viene, los Dallas Cowboys seguirán jugándose los playoffs contra los Pittsburgh Steelers. Mientras, los Cincinnati Bengals intentarán reponerse ante unos Philadelphia Eagles que nada se juegan.