Los Redskins también saben ganar sin Robert Griffin III

El quarterback rookie Kirk Cousins lanzó para 329 yardas y dos touchdowns, supliendo al lesionado Robert Griffin III, y lideró a los Redskins en su quinta victoria consecutiva, esta vez por 38-21 sobre los Browns.

Los Redskins también saben ganar sin Robert Griffin III
Cousins suplió a Griffin III (Imagen: Asociated Press)
Washington Redskins
38
21
Cleveland Browns
Cousins suplió a Griffin III (Imagen: Asociated Press)

Robert Griffin no entendía la decisión de su equipo de no dejarle jugar. De hecho dijo que no se sentía feliz con la determinación de su equipo. Los aficionados tampoco lo estaban  y la victoria de los Redskins era, ante todo, dudosa. Pero Kirk Cousins decidió jugar al football y hacerlo muy bien. El rookie, que jugaba su primer partido como titular, lideró a su equipo hasta la victoria y consiguió mantener viva la rachas de victoria de Washington y mover a su equipo hasta el primer puesto de la división, empatado con los Giants y Cowboys.

Los Redskins llegaban a la media parte perdiendo por 10 a 14, tras dos touchdowns de carrera del running back de los Browns, Trent Richardson. Por su parte los Redskins anotaron un touchdown tras una conexión Cousins-Hankerson de 54 yardas y un field goal de 44 yardas.

En la segunda mitad los Redskins pusieron la directa y los Browns no supieron reaccionar. Solo empezar, la defensa de los Redskins interceptaba a Weeden y dejaba a los de Washington en una muy buena posición de campo, que fue aprovechada por el corredor Alfred Morrris para conseguir un touchdown tras una carrera de 3 yardas. Tras frenar a la ofensiva de los Browns, el siguiente ataque de los Redskins también daba sus frutos y acababa con la misma conexión entre Kirk Cousins y Leonard Hankerson, esta vez con un pase de dos yardas.  El quarterback de los Browns, Weeden volvía a ser interceptado al final del cuarto, y el marcador reflejaba un 24 a 10.

El último cuarto también fue dominado por los Redskins y empezaba muy bien para ellos. Su primer drive llegaba también hasta la endzone y esta vez era Evan Royster quien anotaba el touchdown vía terrestre tras 4 yardas y ponía el marcador 31 a 14 para los de Washington.  Los Browns contestaron a esta anotación con otra, tras un pase de 69 yardas de Weeden a Benjamin que les ponía 31 a 21. Las cosas estaban muy difíciles para Cleveland y en el siguiente drive de Washington lo iban a estar aún más. Esta vez volvía a ser Alfred Morris quien llevaba el balón hasta la endzone y anotaba el último touchdown del partido que dejó el definitivo 38 a 21 en el marcador.

Así, los Redskins conseguían su quinta victoria consecutiva, la mayor racha de victorias desde 2007, y se ponían con un record de 8-6 en el primer puesto de la división Este, empatando con los Giants y Cowboys. La semana que viene visitan a los Eagles. Por su parte los Browns (5-9) ven frenada su racha de 3 victorias seguidas y se enfrentarán a los Broncos en la semana 16.