Atlanta tuvo un partido “gigante”

Falcons voló alto y vapuleó a Giants 34 a 0, tras un gran partido de Matt Ryan. New York no era “blanqueado” desde 1996 y para colmo perdió el liderazgo de su división. ¿Playoff? Jamás hay un NO para NYG...

New York Giants
0 34
Atlanta Falcons
Atlanta tuvo un partido “gigante”
Imagen: AP

Fue una jornada de locura para la NFC Este porque hay tres equipos con la misma marca de 8 ganados y 6 perdidos. Por lo tanto, aquí no hay franquicia clasificada a playoff y la disputa por un lugar en la postemporada ya es encarnizada, sobre todo porque en la última semana se enfrentarán Redskins y Cowboys.

Los actuales campeones de la NFL están atravesando un momento crítico porque Eli Manning alterna buenos y malos partidos, llevando al plantel a un futuro incierto. Obviamente, la responsabilidad no es absoluta del mariscal de campo, pero son evidentes las estadísticas recientes: en los últimos 6 encuentros, New York solo alcanzó victorias ante Saints y Packers.  

Sin embargo, mientras Giants tenga chances, serán un equipo a tener en cuenta en las próximas semanas de competencia regular. El domingo, New York tuvo un trabajo decepcionante, al ser vapuleados 34 a 0 por Atlanta, lo que significó el primer juego sin puntos anotados para Giants desde 1996.

Falcons ya está en playoff y será un competidor bastante dificultoso, ya que demuestra tener herramientas para las finales. El quarterback, Matt Ryan luce cada vez mejor, mientras los receptores se entienden muy bien, sobre todo Tony González y Julio Jones. Además, la defensiva mantiene su solidez y, por tierra, Michael Turner es vital para acarrear el balón y perforar defensivas.

A Matt Ryan (23 pases completos en 28 intentos y 270 yardas) le bastaron tres touchdowns para imponerse, luego de que la cuenta la iniciara Turner, anotando el primer touchdown del encuentro. Asimismo, el trabajo defensivo de Atlanta fue impecable, trabajando con presión sobre Manning y asfixiando a su principal receptor, Víctor Cruz. Así, Giants sufrió tres balones sueltos perdidos y Eli lanzó dos intercepciones.

Atlanta aseguró su división y están a un partido de obtener la ventaja de local en post temporada. New York es impredecible y en sus peores momentos supo revertir situaciones complicadas. Veremos si en las dos semanas finales tienen la suficiente fortaleza para retomar el liderazgo de la NFC. Este que perdieron ante Falcons, cuando se midan ante Ravens y Eagles.