Packers clasifica al ganar el clásico más añejo de la NFL

Green Bay se impuso 21-13 sobre Bears y ya está en postemporada. El equipo de Aaron Rodgers ganó su división y James Jones anotó tres touchdowns.

Green Bay Packers
21 13
Chicago Bears
Packers clasifica al ganar el clásico más añejo de la NFL
Imagen: AP

El “clásico” más añejo de la NFL fue electrizante. Green Bay y Chicago se jugaban la división, pero Packers demostró que está por encima de Bears y el resto de los rivales divisionales. De este modo, con el triunfo 21-13, el conjunto de Aaron Rodgers se quedó con el título de la NFC Norte.

El año pasado, Rodgers tuvo una campaña impecable y llevó a su equipo a la postemporada, donde cayeron inmediatamente, luego de un récord de 15-1. Este 2012, Packers no demostró la misma integridad y su mariscal es el más capturado de la Liga. El juego de Green Bay es puramente aéreo, por eso, es entendible que Rodgers haya sufrido demasiado, aunque también demostró estar a la altura de un equipo competitivo y, a su vez, diezmado por las lesiones.

Los “Cabeza de Queso” acumulan 9 victorias en los últimos 10 compromisos, habiendo caído solo ante Giants. Por su parte, los “Osos” alcanzaron la tercera derrota consecutiva y de los últimos 6 compromisos, solo triunfaron ante Vikings. Estos datos fueron un presagio para lo que ocurrió en el estadio Soldier Field…

Aaron Rodgers jugó excelente y junto a James Jones anotaron 3 touchdowns para Green Bay. En tanto, la defensiva también tuvo una gran tarde al capturar a Jay Cutler en cuatro ocasiones y al interferir los pases del mariscal de Bears en varias oportunidades. Sin embargo, hay un inconveniente supremo que Packers deberá subsanar, como el reemplazo del pateador Mason Crosby, que acumula 12 goles de campo fallados.

En Chicago, el momento de Jay Cutler no es bueno y las bajas de Bennett, Bush, Ulracher y Jennings han devaluado recientemente una performance que parecía notable, tras un comienzo 7-1. Así, la crítica en la ciudad ha crecido considerablemente hasta presionar al entrenador en jefe para que altere al mariscal de campo.