José Ángel de la Casa: "Me gustaba más el periodismo de antes"

El prestigioso periodista deportivo atiende a VAVEL para sincerarse principalmente sobre dos conceptos que han marcado su vida: el periodismo deportivo y la selección española de fútbol.

José Ángel de la Casa: "Me gustaba más el periodismo de antes"
José Ángel de la Casa: "Me gustaba más el periodismo de antes".

Se suele decir que la de periodismo es una de las carreras más vocacionales que existen, si no la que más, y esta visión del periodismo, concretamente del relacionado con la materia deportiva, la ejemplifica mejor que nadie José Ángel de la Casa Tofiño (Los Cerralbos, Toledo, 1950).

Puede que una gran parte de la juventud actual no sepa de quien estamos hablando, sin embargo, para muchas otras personas José Ángel de la Casa es el símbolo de su generación. "La voz de la selección" atiende amablemente a Vavel.

Pregunta: Mucha gente se cuestiona: “¿A qué se dedica ahora Jose Ángel de la Casa? ¿Qué hace nada más levantarse cada mañana?” ¿Qué le respondería al respecto?

Respuesta: Depende del día. Como vivo en mi pueblo, los martes voy a Madrid y atiendo cosas relacionadas con el deporte y en algunas ocasiones relacionadas con el periodismo y regreso los miércoles por la noche. Los jueves y viernes por la mañana lo que hago es jugar al golf. El resto del tiempo me dedico a escribir, ir al campo…

P: Hablemos de sus inicios… ¿desde cuándo sabía Jose Ángel que quería dedicarse al mundo del periodismo deportivo?

R: Desde que terminé el bachillerato y me hablaron de la posibilidad de estudiar en la escuela de RTVE.

P: Usted estudió periodismo en la Universidad Complutense de Madrid, ¿cuáles son las grandes diferencias entre el periodismo deportivo de entonces y el de hoy?

R: Primero estudié en la escuela y después en la facultad. El periodismo ha cambiado mucho, y en general para bien. Hoy en día están mejor preparados aunque más implicados con los equipos.

P: ¿Cómo describiría sus inicios como profesional del periodismo? Fue una continua ascensión desde el primer momento. Al principio llegó a RNE -donde trabajó en programas como Radiogaceta de los deportes-, tres años después llega a TVE como reportero, y algunos años después presenta Estudio Estadio… ¿fue tan fácil como parece o tuvo que poner mucho empeño?

R: No fue tan sencillo. Éramos menos pero también teníamos menos medios. Tuve la suerte de estar ahí en el momento oportuno, pero me había preparado para ello y me costó tiempo y esfuerzo.

P: ¿Cómo ve la relación entre las nuevas tecnologías y el periodismo? ¿Cree que es una buena herramienta de difusión de la información o cree que puede crear más problemas que beneficios?

R: La tecnología ayuda a transmitir mejor y más rápido, pero no lo hace mejor. Ayuda al intrusismo y eso es malo.

P: ¿Y que los deportistas usen las redes sociales durante los torneos? ¿Lo ve bien? A los jugadores de la selección al final les permitieron usarlas y hubo algún que otro conflicto…

R: Es otra forma, otra fuente. Está bien, pero no es periodismo.

P: De verdad, ¿qué opina Jose Ángel de la Casa? ¿Debe España jugar con un 9 o con un “falso delantero”? En caso de la primera opción, ¿quién debería ser el delantero centro?

R: Creo que no es trascendente, mientras tengamos estos jugadores no importa. Si hay que jugar con uno arriba, diría que Fernando Torres.

P: ¿Cómo vio a la selección española en la pasada Eurocopa? ¿La veía campeona desde un principio?

R: Mientras tengamos estos jugadores no hay problema. En la Eurocopa jugaron como quisieron y controlaron los partidos guardando fuerzas. Eran campeones desde el comienzo.

P: ¿Qué porcentaje de culpa tiene Luis Aragonés de lo que estamos viviendo hoy en día con “la Roja”?

R: Luis fue la clave.

P: Hablando de la selección, hay una pregunta que no debe faltar: ¿qué sintió nada más ver que el balón lanzado por Señor había entrado dentro de la portería y que suponía la clasificación?

R: Cuando entró el balón de Señor, solo recuerdo el grito y los abrazos; eso nunca se puede preparar, hay que dejar que salga de ti lo que quieras transmitir. Que sea bueno o malo, es tu responsabilidad. Y creo que fue bueno, pues casi 30 años después, a la gente le gusta. 

P: Sinceramente, antes del partido, ¿tenía fe en conseguirlo?

R: Confiaba en ello. Sabía que era posible porque había visto el partido contra Holanda, pero no creí que lo conseguirían. Lo cierto es que empecé a creer a partir del séptimo gol.

P: Usted se alegrará mucho de esta selección que está consiguiendo unas cosas fantásticas, pero debe de tener un hueco especial para todas aquellas generaciones de jugadores que pasaron por sus comentarios durante mucho tiempo.

R: Claro que sí. Recuerdo a todas las generaciones, pero especialmente a la de la Eurocopa de 1984, a la de la Quinta del Buitre en México 86’ y a la del Mundial de Estados Unidos en 1994.

P: Cambiemos de tema, ¿cree que el nivel de las narraciones y comentarios en las retransmisiones deportivas ha bajado en los últimos años? Se dice que quedan pocos narradores del estilo de usted en el fútbol o como el fantástico Pedro González en ciclismo…

R: No creo que sean mejores o peores, son diferentes. Igual que cuando Pedro y yo llegamos éramos diferentes a los que había. Cada tiempo tiene sus formas y estilos. Hoy la tecnología te ofrece otras posibilidades y ya no depende todo del narrador ya que hay otras alternativas.

P: Hoy en día los narradores deportivos “gritan” mucho, son muy efusivos. Sobre usted mucha gente ha afirmado que la única vez que le oyó gritar fue con el gol de Señor en el 12 a 1 a Malta. ¿Un defecto o una virtud? ¿O simplemente eran épocas distintas? Mucha gente lo considera una virtud porque piensa que para gritar ya está la radio…

R: Bueno, creo que con mi anterior respuesta también respondo a esta pregunta.

P: Hace un tiempo, José Manuel Díaz escribió en su blog un artículo criticando el modelo de gestión de TVE en cuanto al tema de retransmisiones de la Champions League. En el artículo, Jose Manuel Díaz decía que Sanchís cobraba alrededor de 3.000 euros por partido de Champions, incluso cuando no le tocaba comentar el partido junto a Sergio Sauca y lo hacía Gerard López. ¿Qué opina sobre esto?

R: Cada uno es muy libre de opinar sobre las cosas. Sobre lo de los cobros, no tengo ni idea porque yo ya no estaba allí. En cuanto a la gestión, puede opinar pero no creo que sea muy sólida porque no me consta que esa fuera su parcela... Yo creo que TVE siempre llevó muy bien los asuntos de compra de derechos deportivos y su posterior gestión.

P: ¿Cuál es la situación actual del periodismo? ¿Hacia dónde se dirige?

R: No tengo ni idea. Pero a mí me gustaba más el periodismo de antes, los periodistas de antes -aunque ahora también los hay muy buenos-.

P: Después de estar 34 años detrás de los micrófonos, en marzo de 2007 usted narró su último partido de la selección nacional (España 1-1 Islandia). Lo hizo junto a Julen Guerrero, ¿qué sentiste cuando el árbitro señaló el final del partido?

R: Nada en especial. En esos momentos no tienes consciencia de la realidad. Todo son emociones. Conforme van pasando los días te vas dando cuenta. Ya no hay que preparar más partidos, no hay más viajes, no más reuniones, etc. Te cambia la vida y has de acostumbrarte.

P: ¿En qué aspectos de tu persona piensas que te mejoró el periodismo?

R: En el conocimiento. Viajar por el mundo, conocer de verdad a otras gentes, en sus hábitats. Nunca hubiera podido conocer tantas cosas, tantos personajes, tan diferentes formas de vivir. El periodismo me ha hecho más abierto, más comprensivo, más generoso…

P: Y al revés, ¿qué ha aportado Jose Ángel de la Casa al periodismo deportivo?

R: Pues no lo sé. Eso es cosa que tiene que decir la gente. En cualquier caso, creo que aporté mesura y distanciamiento crítico en las trasmisiones de fútbol: un deporte dominado por la pasión, no por el razonamiento.

P: Por último, ¿qué mensaje le diría Jose Ángel de la Casa a los chicos y chicas que sueñan con convertirse en nuevos periodistas deportivos?

R: Les diría lo mismo que me dijo el padre de Bustos, un amigo, que era conserje del Club Internacional de prensa de Madrid y que fue lo que me llevó al periodismo: “Estudia esa carrera, que es apasionante”.