Juanma Castaño: ''A los 6 años ya escuchaba programas deportivos''

El periodista de Cuatro y la Cadena Cope nos atiende en el edificio de Prisa en Tres Cantos para charlar de periodismo y fútbol.

Juanma Castaño: ''A los 6 años ya escuchaba programas deportivos''
Juanma Castaño: ''A los 6 años ya escuchaba programas deportivos''

Juanma Castaño (Gijón, Asturias, 10 de mayo de 1977) es posiblemente uno de los periodistas más conocidos del panorama deportivo actual. Todo el mundo le recordará abrazado a David Villa en la Eurocopa y en el Mundial, y trabajando en ambos eventos deportivos. Hoy día, tras dejar la Cadena SER donde ha trabajado toda su vida tanto en Gijón como en Madrid, y tras abandonar Canal+, sigue su carrera en las ''ondas'' de la Cope y por supuesto en los informativos de Deportes Cuatro. En esa misma redacción, Juanma recibe a VAVEL.

Pregunta: Esta entrevista va sobre ti Juanma, pero como bien sabrás la actualidad manda, y lamentablemente es la lesión de tu amigo Villa. ¿Cómo se encuentra anímicamente?
Respuesta: Básicamente lo que ha dicho él, que quiere llegar a la Eurocopa y a la final de la Champions. Creo que es un optimismo quizá un poco exagerado después del ''shock'' de la lesión, pero es un tío fuerte y está convencido que en tres meses y medio-cuatro meses, va a poder pisar sin problemas, a prepararse físicamente y yo le veo muy optimista. Creía que iba a encontrarme un Villa hundido, después de todo lo que estaba pasando y la lesión, y sin embargo me encuentro un tío que ha asimilado la noticia con optimismo. 
 
"Tengo un sueño personal, tener una casa en la playa de Gijón mirando al mar, con cristaleras, y tener un sofá de piel, escuchar música, y leer mirando al Cantábrico. Si soy capaz de ahorrar, algún día me compraré la casa".  
P: Para los que aún no lo sepan ¿quién es Juanma Castaño, como periodista y persona?
R: No lo sé. Como persona soy un tipo normal, del montón. Como periodista te diría lo mismo, una persona que poco a poco ha ido abriéndose paso como ha podido en los medios de comunicación en los que ha trabajado y hasta ahora no me va mal. No me puedo quejar, trabajo haciendo lo que más me gusta, siempre quise ser periodista, y trabajo con gente con la que me gusta trabajar. 
 
P: ¿Qué es lo mejor y lo peor que te has encontrado en el periodismo?
R: Lo peor las condiciones laborales mías por ejemplo, que felizmente ya he superado, pero que sí las padecen algunos compañeros, la precariedad que hay generalmente en el periodismo. Querer abaratar costes con todo, el querer hacerlo todo por el mínimo coste y sin embargo mantener el nivel de exigencia. Lo mejor, la cantidad de gente que conoces y la cantidad de experiencias que vives. 
 
P: ¿Para ti fue difícil emigrar a Madrid?
R: No. Tengo nostalgia de Asturias, pero estoy muy feliz en Madrid. Cuando tomé la decisión, la tomé porque creía que era el momento de intentar trabajar en Madrid. 
 
P: Te has cambiado de la Cadena SER y de Canal+ a la Cadena Cope. ¿Te arrepientes de algo?
R: De nada. Con el paso del tiempo no me arrepiento de nada. Ahora, eso no quiere decir que no fuera feliz allí. Era feliz donde estaba y soy feliz aquí. Con lo cual, no puedo arrepentirme de nada.  
 
"El Mundial para mí fue un torneo complicado. Un día se me hinchó un ojo y lo tenía como un tomate. Otro día una gastroenteritis por beber agua de Sudáfrica, estuve cuatro días tirado en la cama".
P: ¿Qué recuerdos te llevas de El día después?
R: Muy buenos. Haber tenido la oportunidad de presentar un programa que yo creo tiene una de las mejores marcas de televisión en España, conocer al equipo de Canal+, que es un equipo de trabajo espectacular, trabajar con Santi Cañizares del que me he hecho amigo, compartir muchas cosas cada lunes con mucha gente. Fueron dos años intensos. 
 
P: ¿Tu marcha a la Cope a qué se ha debido?
R: Pues llegado el momento yo le dije a Canal+ que me apetecía colaborar en la Cope, me dijeron que debido a las circunstancias de Prisa y SER, que no podía ser. Yo valoré que quería estar en la radio y mantener la tele con Cuatro.
 
P: ¿Acabaste mal con alguien de SER o Canal+?
R: Con nadie. Habrá alguien que no me crea esta afirmación, pero yo a diario hablo con gente de la Cadena SER y trabajo mesa con mesa con gente de Canal+. Mi equipo de "El Día Después" sigue siendo el mismo, y allí estoy yo para ayudar en lo que pueda y darles mi opinión profesional. 
 
P: ¿Qué te ha gustado más cubrir: ciclismo, fútbol o dirigir un programa?
R: Todo tiene su punto. El cliclismo me ha dado una experiencia como reportero espectacular y una experiencia además de supervivencia por Europa muy rica. El fútbol me ha dado notoriedad, para qué negarlo. Dirigir un programa te deja imponer tu criterio, tu criterio periodístico lo aportas al programa.
 
P: En 2008 cubriste la Eurocopa de Suiza y Austria, ¿puedes contarnos alguna anécdota? 
R: Está todo contado. Además tengo un problema, se me olvida todo. No es que tenga memoria de pez, pero no soy de los de sentarse en un sofá y contar anécdotas. Además escribimos el libro de ''Podemos''. Básicamente fue una Eurocopa tan abierta que se vio todo en la tele.
 
"Es imposible que discutas con Manu Carreño. Es un tío espectacular."
P: ¿Y del Mundial?
R: El Mundial para mí fue un torneo complicado. Un día se me hinchó un ojo y lo tenía como un tomate. Otro día una gastroenteritis por beber agua de Sudáfrica, estuve cuatro días tirado en la cama. Otra vez me tuve que volver a España por un problema familiar, haciendo Johannesburgo-Lisboa, Lisboa-Madrid, Madrid-Londres, Londres-Ciudad del cabo, eso en dos días. Fue una cita más complicada pero también con final feliz. 
 
P: Una palabra para definir a Mourinho, Guardiola y Manolo Preciado.
R: Mourinho es espectáculo. Es un foco de atención. Guardiola para mí es éxito. No puede haber un tío al que le vayan mejor las cosas y  represente la imagen casi de perfección, es impecable, educado, hace jugar bien al Barça, respeta los valores de su club, de Cataluña...es éxito. Preciado es sencillez. La sencillez del tío que le ha pasado de todo y sin embargo se agarra a lo bueno y no se queda con lo malo. 
 
P: ¿Y de estos tres ''jefes'': Manolo Lama, Manu Carreño y Paco González?
R: Lama es un huracán. Es un periodista ''huracanado'', una maquina. Manu... es imposible que discutas con Manu Carreño. Es un tío espectacular. Paco es el número uno de esto. Está Paco, y luego el resto. Es como en el fútbol que está Messi y luego los demás. 
 
P: ¿Para ti quién es mejor futbolista del mundo?
R: Para mí, Messi. Es el mejor jugador que he visto en mi vida, incluso en vídeos. 
 
"Paco (González) es el número uno de esto. Está Paco, y luego el resto. Es como en el fútbol que está Messi y luego los demás". 
P: ¿Y el que más te ha sorprendido?
R: Me gustó mucho en su día Romario. Lo que pasa es que yo soy de Messi y de Xavi Hernández. Messi el mejor jugador del mundo y Xavi el mejor español y el que más me gusta ver jugar. 
  
 
P: ¿Por qué personaje del periodismo, actual o antiguo, sientes admiración? 
R: Muchos. Iñaki Gabilondo, Carlos Arribas el cronista de ciclismo de 'El País', Santiago Segurola, Roberto Palomar. Recientemente, Jordi Évole, ''el follonero''. Me parece que es un tío que cuenta las cosas con naturalidad, que me aclara lo que me quiere contar y que pregunta lo que hay que preguntar. Yo admiro a mucha gente y trato aprender, pero es muy difícil aprender de todos ellos. 
 
P: ¿De dónde viene tu afición de imitar a José María García?
R: Viene de que yo le escuché mucho, de ser un loco de la radio con 5 años. Con 6 años escuchaba programas deportivos de radio, en aquella época hace 30 años, al ''Butano''. Luego me pasé a ''El Larguero'', pero escuché mucho a García. 
 
"No me siento capacitado para decir que grande es esto que he hecho. Lo que hacemos nosotros es casi un entretenimiento"
P: ¿A día de hoy, qué es lo más grande que crees que has hecho en el periodismo?
R: Yo no creo que haya hecho nada grande en el periodismo. No me siento capacitado para decir ''qué grande es esto que he hecho''. Supongo que habrá periodistas que han hecho cosas ''dignas'': cubrir guerras, destapar escándalos gubernamentales... lo que hacemos nosotros es casi un entretenimiento. 
 
P: ¿Cómo ves para esta temporada al Sporting?
R: Pues como siempre, con problemas para quedarse en Primera División, pero no nos queda otra, estamos acostumbrados ya. Soy un poco más pesimista que otros años, pero también es cierto que yo siempre soy pesimista. Voy a fiarme de lo que me dice Preciado cada vez que hablo con él y voy a confiar en quedarnos un año más en Primera. 
 
P: ¿A quién ves favorito para ganar la liga?
R: Yo, al Barça. 
 
P: ¿Y para la Champions?
R: Al Barça también. Yo creo que el equipo que mejor juega al fútbol es el Barça. Por ejemplo, es posible que el Madrid gane, pero visto que en los emparejamientos entre ellos el Barça sigue siendo mejor, yo tengo que apostar por el Barça. 
 
P: ¿Lees VAVEL?
R: Sí, por una entrevista a JJ que tuvo mucha repercusión. La mía no va a tener tanta repercusión. 
 
P: ¿Y te gusta lo que hacemos?
R: Sí, claro. A mí me gusta la comunicación, que me cuenten cosas, ya sea en Internet, en un libro, en un programa de televisión, de radio, en una canción...soy un loco, ya me ves aquí con el iPad, con el periódico, con el móvil... Tengo ese defecto, que estoy en la función de Navidad de los niños y estoy mirando las portadas a ver si ha pasado algo. 
 
"Estamos en mano de unos señores que tienen corbata y que son los dueños de esto".
P: ¿Qué consejo le das a los estudiantes de periodismo y a los periodistas en paro?
R: Que busquen y aprovechen su oportunidad. Hasta que no la pierdan, que no lo dejen. Y que no sean cómodos, que se busquen la vida de verdad. Que quieran hacer algo distinto, que traten de aprender y que disfruten, porque si no disfrutan con lo que hacen mejor que se dediquen a otra cosa. Yo creo que esto es un oficio muy vocacional. Al periodista que no le guste ser periodista, tiene que ser una putada. Puedes ser cajero y no gustarte, pero ser periodista sin querer ser periodista...a veces esto es muy ingrato. 
 
P: ¿Dónde te ves dentro de 10 años?
R: No pienso a 10 años. Dios quiera que con trabajo, porque a mí me asustan mucho esas cosas, y la situación que viven los medios de comunicación, y las fusiones, y el traspaso de las acciones de una empresa a otras. De repente llega un jefe al que le caes mal, y el Juanma Castaño, el que tenía 200.000 followers, el que trabajaba en los Manolos... a la calle, se acabó. El que se lo crea, está muerto. Estamos en mano de unos señores que tienen corbata y que son los dueños de esto. El día que metamos la pata, ya podemos tener 200.000 followers, o 200 millones, o hacer muy simpáticos a los Manolos o ser un fichaje de la Cadena Cope, que como llegue un señor con corbata que no te pueda ni ver, se acabó. No dependemos directamente de nosotros mismos. 
 
P: ¿Qué sueño te queda por cumplir? 
R: Hay que diferenciar sueños personales y profesionales. Profesionales, no me marco muchos. Trato de ser muy pragmático en mi trabajo. Yo ya he cubierto una Eurocopa, un Mundial, lo he vivido con los jugadores, he hecho Tours... yo no voy a decir que he hecho todo, pero ya he vivido momentos que ya es difícil que vuelva a repetir, con lo cual, no pido mucho más. Yo pido ser feliz en mi trabajo día a día. Sueños personales tengo uno, que es tener una casa en la playa de Gijón, mirando al mar, todo con cristaleras, y tener un sofá de piel, escuchar música, y leer mirando al Cantábrico. Si soy capaz de ahorrar, algún día me compraré la casa.  
 
Entrevista realizada por Jorge Zabaleta y Mónica Tejedor.