"Los gobiernos de coalición son una perversión de la democracia"

El sociólogo Amando de Miguel, con motivo de las pasadas elecciones en Galicia y País Vasco, analiza el modo de participación ciudadana en los comicios en España.

"Los gobiernos de coalición son una perversión de la democracia"
Amando de Miguel (Blanca Anondo)

Pregunta. ¿Qué nivel de participación se espera para estos comicios?

Respuesta. En España nos gusta ir a votar. Por tradición España es un país en el que la votación es una actividad que goza de gran seguimiento. De hecho lideramos la escala de participación en comicios en el mundo. Como en todo, en algunas comunidades habrá excepciones. Galicia por ejemplo es una de las autonomías en las que la asistencia a las urnas es menor.

P. ¿De qué manera toman sus decisiones politicas los ciudadanos? ¿Qué se les pasa por la cabeza a la hora de ir a votar?

R. El ciudadano vota a los suyos, aquellos políticos con los que se identifican. Independientemente de lo que hagan (bien o mal) les votarán. Su idea no va a cambiar. Por ello todas las opciones y cartillas (que también es algo que solo sucede aquí en España) no tiene mucho sentido ya que uno va desde su casa con su cuartilla con su voto realizado. Por otro lado, el modelo político español es un modelo anticuado. Basado en los mítines, su vano objetivo es convencer a los ya convencidos. Y promover que vayan a votar, algo que ya está entre sus planes.

"El modelo político español, basado en los mítines, está anticuado".

P. ¿Qué condicionantes afectan a la hora de votar? Un día lluvioso por ejemplo, ¿afecta en las urnas?

R. No, ni por asomo. Un votante vota a los suyos, y lo va a hacer independientemente de llueva o nieve. Hay excepciones claro. Como personas que están empadronadas en un lugar diferente al que viven, el desplazamiento para votar se torna complicado. Un gallego que por ejemplo se encuentre en Almerìa lo tiene complicado.

P. Tanto en Galicia como en el País Vasco, ¿Qué norma de votación se espera? ¿Hay  congruencia hacia algún punto, o por el contrario diversificación en la emisión de los votos?

R. Actualmente existe una gran cantidad de partidos políticos, lo que genera un amplio abanico a la hora de elegir un partido al que votar. Es aquí en el único país donde sucede esto; como en el resto del mundo, debería haber un partido de izquierdas y otro de derechas. Y ya está. Aunque como es normal, siempre habrá una mayoría a la que confluyan las votaciones. Luego existe otra forma política que es la coalición: la unión de multitud de partidos para hacer frente a otro partido que disfruta de la mayoría de los votos. Aunque algunas veces suponga un beneficio y otras un perjuicio para ellos, esto supone una perversión de la democracia.

P. Los estudios de estadística de última hora, ¿afectan a la decisión de los votantes?

R. En absoluto. Los votantes tienen su voto decidido desde mucho antes de que comiencen las campañas políticas. Es por esto que dichas campañas son un derroche. Y un derroche público, ya que en este país los partidos políticos no viven de la autofinanciación si no que están sufragiados por las subvenciones públicas que pagamos entre todos.