Política Noticias

Carlos Gonzalez: “Nuestra candidatura, ahora mismo, no va encaminada a llegar a ser presidente del gobierno sino a cambiar las bases del sistema”

Carlos Gonzalez: “Nuestra candidatura, ahora mismo, no va encaminada a llegar a ser presidente del gobierno sino a cambiar las bases del sistema”

Se trata del representante provincial de Pirates de Catalunya en Lleida, a la vez que candidato para las elecciones de Cataluña del próximo 25 de noviembre. Representa la parte que gestiona los papeles del partido. "Soy candidato en las eleccinoes porque así lo ha decidido la mayoría después que me presentara voluntario", explica.

Pirates de Catalunya es uno de los partidos que se presentan en las próximas elecciones catalanas. Con una ideología muy semejante a la del movimiento 15-M, quieren modernizar el sistema político con propuestas innovadoras. Hablan de cultura libre, de acceso universal a Internet, de democracia directa y de transparencia en los temas de política. 

Pregunta. ¿De dónde surgió la idea de hacer este partido?

Respuesta. El partido surgió a partir del concepto de The Pirate Bay, que pedía el intercambio libre de ficheros de películas. Originariamente, es un partido sueco, creado por una persona interesada en la cultura libre y el derecho a la información. En el 2006, que empezaba a cultivarse en la Europa nórdica un pensamiento que favorecía al Pirate Party, éste ganó popularidad. Así en las elecciones suecas del 2009 para Europa, se consiguieron dos eurodiputados. El mismo año el fenómeno llegó a Alemania, dónde el partido ya tiene presencia en cuatro parlamentos regionales. Luego se ha extendido a otros 64 países. 

En Cataluña, un grupo de personas que conocían esta 'marca' quisieron reproducirla y presentarla a las elecciones autonómicas de 2010, bajo el nombre de Pirates de Catalunya. Luego nos presentamos en las elecciones municipales y también a las generales. 

P. ¿Qué significa votar a Pirates de Catalunya?

R. Quién vote a los ‘piratas’ se vota a sí mismo. Nuestra candidatura, ahora mismo, no va encaminada a ser presidentes del gobierno sino a cambiar las bases del sistema. Apostamos por un sistema de participación directa a través de Internet. Por eso,  queremos también un acceso universal a la red, aprovechando los medios públicos que ya existen. Queremos que los ciudadanos tengan más voz en las decisiones políticas. De hecho, nosotros ya practicamos la democracia directa ya que nuestro programa lo hemos elaborado entre todos los afiliados, a través de una asamblea virtual a la cual se accede desde nuestra web.  

P. ¿Qué tipo de consultas se harían al pueblo?

R. Evidentemente, no se consultaría todo. No se consultaría si tienen que gastarse 400 mil euros en coches oficiales pero sí a quién hay que comprárselos. Puede ser que a la gente le interese que se compren a empresas nacionales o a compañías con fábricas y trabajadores en el país. No decimos que el gobernante no gobierne decimos que, si se tiene que hacer un gasto, que sea la gente quién decida dónde se invierte el dinero. 

P. ¿Que cambios perseguís?

R. Nuestro objectivo de fondo es conseguir una transformación social y política para que la democracia sea mucho más real, ya que pensamos que los representantes tienen que estar al servicio del pueblo y no al revés. Queremos que la gente tome conciencia política porque, al fin y al cabo, nos guste o no, las decisiones políticas nos afectan a todos. 

P. ¿Qué reivindicaciones hacéis? 

R. Mayoritariamente, pedimos cambios en la cultura, la información y la educación. Lucharemos para que toda creación cultural que sea financiada con fondos públicos sea accesible por todo el mundo y no sea carísima. Estamos en contra del repago de todo lo que se haga con subvenciones. 

Queremos que la información sea libre y que el compartimiento de ficheros no sea penalizado. También queremos fomentar un acceso universal a Internet ya que creemos que sería muy barato aprovechando las redes públicas de bibliotecas, ayuntamientos, etc. Además de ser muy positivo para la sociedad, es necesario para el tipo de sistema que planteamos. En Internet, es importante también que se respeten los derechos de los usuarios y que éstos puedan darse de baja cuando quieran y gestionar su privacidad.

También apostaremos por un sistema educativo de calidad. Seguramente votaríamos a favor de la sexta hora educativa para conseguirlo. Creo que el sistema catalán actual es una pena. La gente sale de la escuela sin saber ni inglés ni francés, por ejemplo. La educación es algo muy básico que hay que mejorar. 

P. Vuestro programa no está completo, ¿no tenéis puntos dedicados a la economía, por ejemplo? 

R. Nosotros no tenemos un programa económico porque no tenemos medidas para hacerlo. No queremos engañar a la gente y lo decimos: no tenemos un programa económico aunque el problema actual en Cataluña sea de tipo económico. Los 'piratas' nos centramos más en la educación y la cultura porque son los temas sobre los que entedemos. Queremos estar seguros que lo que prometemos es lo que podemos hacer.

Nuestro objetivo no es tener un programa completo sino cambiar las reglas del juego. Conceptualmente, no nos consideramos un partido de gobierno, ni un partido de la oposición sino unos representantes que sean la voz del pueblo, real y directa. Nuestro ideario es tan básico por el hecho que consideramos que los programas tienen que transformarse, ser flexibles para adaptarse a cada situación nueva. Seguramente, si el partido crece, el programa se ampliaría y puede que cambiase a causa del cambio del tipo de afiliados.

P. En este sentido, ¿creéis que estáis en desventaja con otros partidos con programas más elaborados? 

R. Ciertamente creo que, por ejemplo, el programa de ERC, que tiene 200 páginas es excesivo. Los Pirates de Catalunyanos centramos en cosas específicas que sabemos que podremos realizar. Queremos, por ejemplo, ampliar el término "violencia de género" a "violencia doméstica" porque sabemos que cambiando los términos jurídicos, cambiamos la ley y, al final, la realidad. Son cosas que pueden parecer pequeñas o insignificantes pero que realmente cambian la sociedad poco a poco. 

P. ¿Tenéis un posicionamento ante la independencia?

R. Nosotros reconocemos en nuestro ideario que no existe el derecho a la autodeterminación como tal en la Declaración Universal de Derechos Humanos, documento en el que un "pirata" siempre estará de acuerdo, sino que la democracia está en lo que diga el pueblo. Por lo tanto, pensamos que primero hay que preguntarle al pueblo qué quiere y a partir de ahí, los representantes elegidos en esa candidatura, tendrían que trabajar para conseguirlo. 

P. ¿Con qué documentos más estaréis siempre de acuerdo?

R. Un 'pirata' tiene tres leyes que debe respetar: en primer lugar siempre ha de votar a favor de la Declaración Universal de Derechos Humanos; en segundo lugar, votará a favor del ideario pirata siempre que éste no entre en conficto con el primero; y en tercer lugar, tiene que obedecer lo que se le diga en la Asamblea de Afiliados.