David Ferrer se corona en Buenos Aires

El de Jávea venció en la final a su compatriota Nico Almagro por 4-6, 6-3 y 6-2 - Fernando Verdasco y David Marrero también se proclamaron vencedores en la categoría de dobles.

David Ferrer se corona en Buenos Aires
David celebra su segunda conquista de la temporada.

No hay quien pare a David. De nuevo no ha fallado la ecuación que al de Jávea le lleva tanto tiempo saliendo, y ha vuelto a conquistar un título en cuanto ha aparecido en el calendario su superficie fetiche: la tierra batida. Ni el fabuloso estado de forma de Nico Almagro, que defendía corona en el torneo bonaerense, pudo con un Ferrer que sigue al mismo nivel que terminó el pasado 2011. Es el segundo título del presente curso, tras el logrando en Auckland, para el pupilo de Javier PIles que se coloca con un record de 12-1, habiendo caído solo ante Novak Djokovic en los cuartos de final del Open de Australia.

La victoria no fue nada fácil para David. Almagro, derrotado en los ocho enfrentamientos previos entre ambos, saltó a la pista con una intensidad total para tratar de romper esa estadística. Su salida coincidió con un comienzo dubitativo del alicantino, que cedió un saque que sería definitivo para la suerte del set, pues Nico se mostró intratable al servicio dando pocas opciones a un Ferru que sólo tuvo dos pelotas de rotura en el décimo juego, las cuales no logró aprovechar. Así, la primera manga caía del lado del campeón defensor, que ponía la directa hacia la reválida.

Pero si pronto había conseguido la rotura en el primer set Nico, con más rapidez aún hizo lo propio David en el segundo set. Sabedor de que necesitaba dar un giro a su tenis para decantar el partido de su lado, se mostró mucho más sólido de fondo y más inteligente, jugando bolas mucho más profundas y altas que dificultaban el juego agresivo de Almagro. El esquema pronto le dio rendimiento y le permitió coger el timón de la manga, dictando en todo momento el ritmo y logrando igualar la contienda.

En el tercer y definitivo set, Ferrer siguió con la misma tónica. Su dominio se acrecentó más aún, sintiéndose tan cómodo al saque como al resto ante un Nico que empezaba por momentos su particular show. Las quejas del murciano cada vez eran más frecuentes y ostensibles, mientras al otro lado de la pista veíamos a un tenista cada vez más seguro de sí mismo que terminó reflejando esas diferencias en cuanto a lenguaje corporal en el marcador. Finalmente, se hizo con el duelo por un total de 4-6, 6-3 y 6-2. 

No fue éste el único triunfo de la jornada con color español. En la disciplina de dobles, Fernando Verdasco y David Marrero lograron el titulo al imponerse por un doble 6-4 a la pareja formada por Mertinak y Sa. El tenista madrileño, que logra así el segundo título en dobles de su carrera, demuestra sus ganas de consolidarse en el equipo de la Copa Davis reforzando su rendimiento como doblista, esta vez en compañía del gran David Marrero, número 43 del ranking de esta disciplina. Los dos zurdos volverán a formar tándem en el ATP 500 de Acapulco que comienza este mismo lunes.