Djokovic derrota a Monaco y se cita con Murray en la final

El seribo Novak Djokovic se ha clasificado sin excesivos agobios para la gran final del Masters 1000 de Miami tras deshacerse del argentino Juan Monaco en las semifinales por un marcador de 6-0 y 7-6. En la cita por el título lo espera Murray.

Djokovic derrota a Monaco y se cita con Murray en la final
Novak Djokovic celebrando su pase a la gran final de Miami.

El número uno del mundo sigue en racha. Novak Djokovic sigue siendo el tenista más en forma del circuito y pese al accidente con Isner en el pasado torneo de Indian Wells, cada día que pasa sigue confirmando que podemos tener rey del tenis por mucho tiempo. Anoche, el argentino Juan Monaco, que renació en el segundo set para plantear algo de batalla, vio como el huracán Djokovic lo barría de pista en una primera manga donde desató toda su furia y su mejor juego para endosarle un rápido 6-0 sin apenas inmutarse. En el segundo acto Mónaco mejoró sus prestaciones y fue capaz de llevar el set hasta el desempate final donde cayó por 7-5.

El partido volvió a mostrar las dos caras del serbio, que tanto estamos viendo en esta primera parte de la temporada. El arranque de Novak Djokovic fue demoledor. En apenas 27 minutos de juego el balcánico caminaba con la mirada erguida hacia su silla y con el primer set bajo el brazo. Un contundente 6-0 que había dejado boquiabierta a la central de Miami y al propio como Mónaco, que no encontraba la forma de poder hacer un punto a "Nole" (Djokovic sumó 24 de los 32 puntos en juego del primer set). El acierto en cada golpe de Djokovic, que jugaba de línea a línea chocaba con los numerosos errores no forzados de un Mónaco asustado ante la cita y el rival.

En el segundo set cambió la historia. El argentino dio un paso al frente, sacudió los nervios y tuteó al número uno del mundo durante un segundo set que se alargó hasta la hora y media de duración. Pocos presagiaban ese desenlace cuando en el quinto juego de la semifinal el número uno del mundo rompía el servicio de Monaco y consolidaba el suyo después para situarse con 4-2 y ver muy de cerca la final. Pero hasta los más grandes dudan y el serbio falló cuando se disponía a servir con 5-4 para ganar el partido. Ese resquicio lo aprovechó Mónaco para volver a igualar el set y llevarlo hasta un intenso tie-break en el que no pudo imponerse a un Djokovic mucho más certero en los momentos importantes.

Ahora a Djokovic lo espera el escocés Andy Murray en la final, que se aprovechó de la lesión de Nadal para avanzar hasta la última ronda sin tener que saltar a la pista. La misma final que hace tres años disputaron estos dos jugadores y que empezaban a parecer el relevo definitivo de Nadal y Federer. Hoy, tres años más tarde se vuelven a citar en la última ronda del torneo con objetivos distintos. Djokovic buscará proseguir con su racha triunfal en estos últimos tiempos mientras que Murray buscará volver a alzarse con un título importante que le permita acercarse al número tres del mundo. Lo único que está claro es que apunta a partidazo de los grandes.