ATP Noticias

Federer se gusta sobre la arcilla azul

Federer se gusta sobre la arcilla azul

El suizo Roger Federer ha accedido a la final del Mutua Madrid Open tras derrotar al serbio Janko Tipsarevic en dos sets por 6-2 y 6-3. El número tres del mundo, cómodo sobre la tierra azul, se medirá a un Berdych que derrotó a Juan Martín del Potro.

“Ganar aquí en Madrid, especialmente ahora que Rafa está fuera del torneo, sería un gran, gran triunfo”, aseguraba anoche Roger Federer en “El partido de las doce”. A tan sólo dos victorias de convertirse en el nuevo número dos del mundo, el suizo no falla. Levitando sobre la polémica arcilla azul, el suizo castiga duramente a Janko Tipsarevic, al que el servicio no le acompaña. La impotencia del serbio se acrecienta cuando Federer no le da opción con un repertorio que parece ejecutar sin esfuerzo alguno. Quebrando el servicio de Tipsarevic en hasta dos ocasiones en el primer acto y, en una en el segundo, el suizo sella su pase a la final del Mutua Madrid Open (6-2, 6-3), donde le aguarda Thomas Berdych.

Respira. Su servicio parece volver a acompañarle como ya lo hiciera en cuartos ante su compatriota. Sin embargo, la tranquilidad es momentánea. Todavía inmersos en el tercer juego del encuentro (2-1 y servicio de Tipsarevic), el serbio comienza a divisar, como un genio tiene entre ceja y ceja abrir brecha en el marcador. Federer, listo como ninguno, basa su juego en golpes cortados. El serbio, acostumbrado a jugar muy plano, es incapaz de levantar por encima de la red las embestidas del suizo, que por fin consigue romper el servicio del serbio. Inmaculado con su servicio, Federer se mantiene constante. Decidido a no alargar demasiado el primer acto, el número tres del mundo, campando por la pista a sus anchas, vuelve a romper el saque de Tipsarevic (tan sólo le entraron un 40% de primeros saques) para hacerse con el primer set (6-2).

Con el partido cuesta arriba, es cuando las dudas surgen en la cabeza de Janko Tipsarevic. En cuatro ocasiones se había visto las caras con Roger y, en cuatro, había sucumbido. Remontar a Federer, que presenta un juego ofensivo sin aparente esfuerzo, se antoja difícil. Las dudas son aprovechadas por el genio, que rompe el servicio de su rival en el cuarto juego (3-1). La reacción del serbio, consciente de que se le escapa la final, no se hace esperar. El momento decisivo se acerca (0-30, servicio de Federer). Ahí es cuando no le tiembla el pulso al suizo. Apoyado de un gran segundo servicio (88% de puntos ganados), Roger Federer salva una bola de rotura. Cómodo sobre la polémica arcilla azul, el maestro muestra parte de su repertorio para complacer a los aficionados que se dan cita en la pista Manolo Santana, que observan como el número tres del mundo se planta en la final.