Ferrero vuelve a sonreir

El de Ontinyent logró ayer su primera victoria ATP de la temporada en el Masters 1000 de Roma y ya está en segunda ronda.

Ferrero vuelve a sonreir
Juan Carlos Ferrero celebra su victoria en primera ronda del MS1000 de Roma.

Operaciones, dolores, lesiones que no cicatrizan y apariciones fugaces sin premio. Ese era el resumen, salvo la excepción de la victoria en Oviedo ante Kukushkin en Copa Davis, del año del bueno de Juan Carlos Ferrero. Pero el tesón siempre prevalece, y los buenos terminan por imponerse. Así ha sido el caso de Juanqui, quien ha visto recompensado su esfuerzo por reengancharse al circuito con la primera victoria en un Masters 1000 en siete meses. En el mismo escenario que hace nada menos que once años le viera coronarse campeón, ayer le tocó pelear contra Kevin Anderson ante una grada semivacía, en una primera ronda dominical y atípica. Ajeno al calor del público y a los focos (no hubo cobertura televisiva), logró imponerse por 6-4 y 7-5 y coger una pequeña dosis de moral de cara a Roland Garros.

Y es que además de la victoria, Juanqui logró imponerse en todos esos pequeños momentos en los que se decide un encuentro y en los que titubeaba en los últimos tiempos. Nada de eso pasó ayer, pues el mosquito demostró de qué pasta está hecho imponiéndose en el primer set con un altísimo porcentaje de primer saque y salvando las cuatro bolas de rotura que había concedido. A cambio, fue incisivo en las que tuvo a su favor, aprovechando la tercera de ellas para tomar la delantera llegado el ecuador del parcial.

Sintiéndose cada vez más a gusto en la cancha, las buenas sensaciones de Juan Carlos pronto se plasmaron en el marcador cuando, a comienzos del segundo set, nuevamente conseguía romper el servicio de Kevin Anderson, a quien nunca antes se había enfrentado. Con la rotura de ventaja, el ex-número 1 del mundo mantuvo una solidez envidable al servicio que hacía presumir un rápido desenlace, pero a la hora de cerrar el partido (5-4 y saque), titubeó. Afrontó un 0-40 que levantó, pero a continuación no pudo culminar la remontada al terminar cediendo su saque después del deuce.

Parecía así complicarse la tarea al reaparecer las dudas en la cabeza de Ferrero, pero su reacción no se hizo esperar. Rápidamente logró el contrabreak para, esta vez sí, poner el punto final al encuentro con su servicio. Ya en segunda ronda, el valenciano se las verá con Gael Monfils, que derrotó esta misma mañana a Alex Bogomolov (6-4 y 6-1). Monfils y Ferrero se han visto las caras con anterioridad en dos ocasiones, con sendas victorias para el español, quien se impuso por 7-6(7) y 6-3 en Canadá 2009 y repitió victoria en el pasado US Open por un total de 7-6(5), 5-7, 5-7(5), 6-4 y 6-4.