Roland Garros: los eternos olvidados a la gloria

El domingo empieza otro nuevo Grand Slam. Volvemos a la incógnita de si tenistas como David Ferrer, Jo-Wilfried Tsonga, Tomas Berdych o Juan Martín del Potro serán capaces de recoger el testigo de los grandes y llegar lejos en la arena de París.

Roland Garros: los eternos olvidados a la gloria
Ferrer tratará de demostrar que puede ser un grande.

Jo-Wilfried Tsonga está llamado a ser el ídolo del tenis francés durante mucho tiempo. Ya lleva años demostrando que puede estar entre los mejores, pero todavía le queda ese pequeño saltito que sería el de ganar un Grand Slam. Quizás la tierra de su patria no sea su mejor superficie, pero Tsonga intentará recuperar la Copa de los Mosqueteros para su país. Su mayor éxito, la final del Open de Australia en el 2008 donde cayo derrotado ante Novak Djokovic. Sin embargo, el francés no llega en su mejor momento en un año donde sus mejores resultados son cuartos de final en Roma, Montecarlo y Miami. En el primer Grand Slam de la temporada, en Australia, cayó en 4ª ronda ante el japonés Kei Nishikori en cinco duros sets.

El número 6 del mundo, el español David Ferrer, vuelve al torneo de Roland Garros con el objetivo de superar la 4ª ronda del curso pasado. Ante él tiene una dura tarea, ya que se tendrá que enfrentar muy posiblemente a jugadores de la talla de Isner o Andy Murray. Es la hora de David para demostrar que es capaz de estar entre los mejores y disputar un torneo grande cara a cara. El español llega tras alcanzar las semifinales en el Masters 1000 de Roma, donde fue eliminado por Nadal. En el Open de Australia de esta temporada consiguió llegar hasta cuartos de final, pero se cruzó con el verdugo Djokovic, que le endosó una dolorosa derrota por 6-4, 7-6(4) y 6-1.

Bajo otro punto de vista podríamos ver la carrera del checo Tomas Berdych. Este tenista llega, pero falla en los momentos clave, como por ejemplo, la final que perdió el año 2010 en Wimbledon contra Rafa Nadal, apeando del torneo a nada más y nada menos que a Roger Federer en cuartos de final. Las semifinales del también 2010 fueron su mejor resultado en París. Ante él tendrá también un difícil cuadro, ya que se tendría que ver las caras en unos hipotéticos cuartos de final con el suizo Federer. Sin duda la tierra no es la mejor superficie para un jugador que se siente muy cómodo en la red. Sin embargo, su duro trabajo y su entrega siempre le reportan resultados.

Después de un tiempo condenado al ostracismo por una lesión en su muñeca, Juan Martín del Potro regresa a un Grand Slam enclavado entre los 10 mejores del mundo. Quitando el año 2009, que consiguió cuartos en Australia, semifinales en París y ganó el US Open, la trayectoria del argentino en estos torneos deja mucho que desear. Parece que este año ha regresado con fuerza y los cuartos de nuevo en Australia así lo demuestran. Además, la semifinal de Madrid hacen pensar que este puede ser el año de la campanada del jugador de Tandil. A su favor, ya sabe lo que es ganar un grande y la dificultad que conlleva. En su contra, posibles octavos de final contra Berdych y cuartos contra Federer. En semifinales, el hipotético cruce con Djokovic no mejoraría el pronostico.

Si este será el año de estos jugadores, todavía no es pronto para saberlo. Roland Garros y Wimbledon nos darán una buena imagen de lo que puede ser la temporada para ellos. Atentos también a otros jugadores que vienen pisando fuerte. Mención especial para el canadiense Milos Raonic, el argentino Juan Mónaco, el ucraniano Alexandr Dolgopolov o el australiano Bernard Tomic. El domingo comienza el mayor espectáculo de tenis sobre tierra batida del mundo.