Nalbandián pierde la final de Queen’s tras ser descalificado por agredir a un línea

David Nalbandián ha sido descalificado en la final del torneo londinense de Queen’s tras agredir involuntariamente a un juez de línea cuando el partido transcurría con 7-6, para el argentino en el primer set, y 3-4 para Cilic en el segundo. El croata Marin Cilic se proclama campeón.

Nalbandián pierde la final de Queen’s tras ser descalificado por agredir a un línea
Nalbandián pierde la final de Queen’s tras ser descalificado por agredir a un línea

Episodio surrealista en la final del torneo de Queen’s. El argentino David Nalbandián ha sido descalificado del partido por el juez de silla tras agredir a un juez de línea de manera involuntaria. Pueden ver la agresión en el vídeo de debajo. Marin Cilic es el campeón.

El segundo set transcurría con empate a 3. Nalbandián acababa de igualar el partido tras romper el saque de Cilic, pero el argentino tuvo dificultades para consolidar la rotura. Con 15-40 en contra, un buen golpe de Cilic no pudo ser devuelto por el argentino, que reaccionó de manera lamentable.

Nalbandián no optó por la clásica fórmula de pagar con la raqueta los platos rotos de la depresión post-punto, como hizo en puntos anteriores del mismo juego, sino que fue directo hacia la pequeña valla publicitaria que rodea el asiento del juez de la línea de fondo y le propinó una violenta patada. La valla de madera impactó tras el golpe con la pierna del juez de silla, que tuvo que retirarse de la pista sangrando.

David pareció no haberse dado cuenta de la presencia del linier, pero el juez de silla no dudó en aplicar el reglamento y descalificar al argentino del torneo. Nalbandián, contrariado y confuso sobre la pista, no terminaba de entender la situación surrealista a la que había llegado, mientras Cilic sentado sobre su banco no daba crédito a lo que veía. Lo habían proclamado campeón de la forma más sorprendente.

Justa sanción a un comportamiento lamentable sobre cualquier cancha deportiva. Antes del altercado, Nalbandián se había adjucidado el primer set al tie break, después de una dura batalla con dos jugadores sacando muy bien.

En la segunda manga fue el croata Cilic el que comenzó rompiendo el servicio de Nalbandián. Sin embargo, el argentino supo reaccionar para devolver el break con una magistral lección de globos defensivos. Con el empate a 3, Nalbandián perdió su servicio con un brillante y agresivo Cilic al resto y se produjo la citada agresión y la descalificación.

Nalbandián pierde una gran ocasión de lograr su primer título sobre hierba, tras perder la final de Wimbledon 2002, y lo hace tirando por tierra un partido que tenía encarrilado tras adjudicarse el primer set.