Wimbledon: Federer eclipsa a Djokovic y tiene a tiro el número 1

Roger Federer pasa a la final después de un disputado partido en el que el suizo volvió a demostrar cómo se tiene que jugar al tenis (6-3, 3-6, 6-4 y 6-3). En la final se enfrentará ante Murray o Tsonga por su séptimo Wimbledon y por recuperar el trono de la clasificación mundial.

Wimbledon: Federer eclipsa a Djokovic y tiene a tiro el número 1
Federer jugará su octava final en Wimbledon.

La historia espera. Muchos han sido los críticos que han querido enterrar antes de tiempo al mejor tenista de todos los tiempos. Hoy, nuevamente, Roger Federer ha conseguido callar la boca a muchos recuperando su estilo de juego. El domingo, podría recuperar incluso el número 1 de la ATP y el puesto que por juego se merece en estos momentos. De esto solo le separa un partido, que será la final del domingo a las 15.00 hora española. Muchos ojos estarán puestos en la central del All England Tennis Club y sobre todo en el uniforme blanco de Roger Federer. En su raqueta está conseguir su 17º Grand Slam.

El partido comenzaba con un saque muy cómodo para el suizo que solo se vio inquietado con un error cuando se disponía a cerrar el juego. El serbio también empezaba de manera solida con su servicio poniendo sus credenciales encima de la mesa. Los siguientes juegos continuaron en la tónica anterior y sirvieron de tanteo entre ambos jugadores. Con el 3-2 favorable al helvético, Federer puso en marcha la locomotora y carburó para, después de ir 30-0 por debajo, conseguir la rotura ante la primera oportunidad. Todo provocado por un inoportuno resbalón del serbio. Después, Roger se acomodó y confió en su potente saque para cerrar la primera manga.

Djokovic apretó para igualar el partido

Parecía totalmente dormido Novak Djokovic empezando el segundo set con una doble falta. Sin embargo, se rehízo y consiguió sacar adelante su servicio. A pesar de que Federer demostraba su mejor nivel por momentos, el tenista de Belgrado consiguió una contundente ventaja al resto (0-40) para conseguir la rotura a la segunda bola. Ya no tendría más en todo el encuentro. El serbio dejó hacer a su brazo mandando saques muy contundentes casi siempre a la zona de revés del suizo. Se puso 3-0 por delante y recuperó la confianza que había perdido tras la derrota en el primer parcial.

Se agarraba Federer al set gracias a su solvencia con el saque y con la derecha. 3 errores no forzados cometió el suizo a pesar de perder el parcial. Con esto se llegaba al 5-3 y Djokovic sacaría para cerrar la manga y poner el partido en la zona caliente, donde a él más le favorece. No se amilanó y terminó con un juego en blanco y con saque directo, tal y como le gusta hacer al helvético.

Federer recuperó la confianza en el tercer set

El tercer set comenzaba al contrario que el segundo y ahora era Roger el que parecía fuera del encuentro. El partido ganaba calidad y Federer se mantuvo firme para seguir ganando su servicio y ponerle toda la presión al tenista serbio. Djokovic tenía que conseguir mantener tranquilo a Federer, que trataba de poner una marcha más y escaparse en el marcador. A punto estuvo de conseguirlo en el siguiente juego cuando dispuso de bola de rotura en la que se precipitó para cerrarla. A pesar de no poder amarrar estos puntos, Federer siguió a lo suyo y nada podía hacer Djokovic.

La agonía para Djokovic se prolongaría al menos un juego más con su saque cuando de nuevo Federer a apretaba para ponerse con ventaja y definir el parcial. Roger recuperaba su mejor repertorio de derechas y de reveses y todos los peloteos eran dominados por él. El de Belgrado volvió a tirar de casta para que no se le escapara el partido. A la tercera fue la vencida y el suizo no perdonó una nueva bola de rotura en el 10º juego del set. Se puso con 15-40 a su favor. La siguiente jugada del serbio fue un tenis de libro con saque abierto y derecha paralela, muy socorrido en la hierba. Pero en la siguiente oportunidad Federer cerró el parcial.

En el cuarto set todo volvía a empezar para Djokovic que tenía que dar siempre lo mejor de sí mismo para ganar los puntos. Federer apretaba y terminaba por ahogar las esperanzas del serbio de volver a la final para revalidad su título del año pasado. En el primer saque que tuvo Djokovic, Federer golpeó duro para ponerse con 0-40 y no perdonó. Novak comenzaba a despedirse de Wimbledon ante las imparables acometidas del de Basilea.

Con 3-0 a su favor Federer demostró que, aunque tiene 30 años, todavía tiene mucho tenis que demostrar. Federer se convirtió en verdugo y sacaba adelante con mucha facilidad todos sus juegos. Sin embargo, Djokovic, transformado en víctima no podía dejar de sufrir para ganar sus saques en los que se llegaba siempre al iguales. De esta manera se llegaba al 5-3 y era la última oportunidad del serbio para mantenerse vivo. Pero Roger vio una autopista en el horizonte que le llevaba a la final y a la lucha por el número 1 y no se equivocó de camino. Cerró para volver a disputar una final. Solo 10 errores no forzados avalan al helvético.

El domingo el All England Tennis Club se vestirá de gala para recibir al que puede ser el nuevo número 1 si vence. Roger Federer ya lo consiguió en 2009 cuando venció en la final a Andy Roddick y quiere repetir el hito este año. Andy Murray o Jo-Wilfried Tsonga se disputan un puesto en la final en el segundo partido del día.