Nadal causará baja en Toronto

El tenista balear comunicó a través de Facebook que aún no está preparado para volver a la competición en el Masters canadiense. Nadal seguirá con su plan de recuperación y con los entrenamientos, con la vista puesta en el Masters 1000 de Cincinnati y en el US OPEN.

Nadal causará baja en Toronto
Nadal adjuntó esta fotografía junto al comunicado

Más allá de sus rivales en el circuito profesional, el verdadero enemigo de Nadal tiene nombre y apellidos: sus rodillas. Son ellas las que le han apartado diversas veces de la competición y son las que, tras su renuncia a participar en los Juegos Olímpicos, lo vuelven hacer ahora. El número uno español ha comunicado hoy, mediante su página personal en Facebook, que no se encuentra en las condiciones óptimas para poder competir y que por lo tanto renuncia a participar en el Masters de Toronto para seguir con la recuperación de su tendinitis en las rodillas y con los entrenamientos. Nadal defendía únicamente 10 puntos tras caer en la edición del año 2011 en primera ronda (R32) ante el croata Ivan Dodig.

"Hola a todos, quería decirnos que no jugaré el torneo de Toronto que empieza la semana que viene. Lamento mucho no estar preparado aún y espero volver en 2014 a ese torneo, que siempre me ha tratado muy bien. Sigo con mi recuperación y entrenamientos. Gracias!", comenta Rafa.

Nadal se sometió a un chequeo médico tras disputar el torneo de Wimbledon en la clínica de Vitoria donde tiene encargado el seguimiento de sus rodillas y donde se inyecta factores de crecimiento. En ella se le detectó una tendinitis rotuliana que no le ha permitido aún volver a coger el ritmo necesario para volver a competir. Los aficionados de Nadal en Toronto tendrán que esperar dos años más para ver a Nadal jugar en sus tierras, dado que el Masters canadiense va alternando bienalmente con Montreal el lugar donde es disputado.

La tendinitis rotuliana ha afectado a Rafa durante este año en diversas ocasiones. La primera fue poco antes de empezar el Open de Australia 2012. Nadal estaba sentado en una silla cuando sintió un dolor agudo en su rodilla derecha. "Volveré a Mallorca cuando los rivales de Australia me envíen aquí de vuelta", dijo contundentemente. Al final alcanzó la final del torneo, perdiéndola ante Novak Djokovic. Después del primer Grand Slam de la temporada tuvo que renunciar a participar en la Copa Davis por precaución. Tras su paso por Indian Wells, donde fue eliminado en semifinales por Roger Federer, volvieron los dolores en la rodilla. Estos dolores le hicieron retirarse en la semifinal del Masters 1000 de Miami, poco antes del partido que iba a disputar ante el escocés Andy Murray. Toda su concentración se dirigió hacia la temporada de tierra batida, en la que llegó más que recuperado y logró ganar el Trofeo Conde de Godó, los Masters 1000 de Montecarlo y Roma y su séptimo Roland Garros. Desgraciadamente, tras su 'fiasco' en Wimbledon al caer en segunda ronda contra Lukas Rosol, sus problemas en la rodilla volvieron: tuvo que cancelar el partido benéfico que iba a disputar en el Bernabéu ante Novak Djokovic y posteriormente renunciar a participar en los Juegos Olímpicos, donde iba a ser abanderado.

La próxima cita de Nadal será el Masters 1000 de Cincinnati, que se disputa una semana después del Masters de Toronto. Por lo tanto la participación de Nadal en la segunda prueba previa al US OPEN está aún en el aire, a expensas de la evolución de las rodillas de Rafa en estos próximos días.