Toni Nadal: “La carrera de Rafa no está en peligro”

Toni Nadal: “La carrera de Rafa no está en peligro”

El entrenador del balear confía en una rápida recuperación del tenista, que no disputará el próximo US Open para tratar de “alargar su carrera lo máximo posible”.

Nunca un comunicado generó mayor alboroto. Lo firma Rafael Nadal Parera, el mejor tenista español de la historia. “Me siento muy triste por tener que anunciar que sigo sin estar listo para jugar y que tengo que ser baja en el Abierto de Estados Unidos”, escribe desde las redes sociales. A partir de ahí se desata la tormenta. Y las dudas. Desde que perdiese en segunda ronda de Wimbledon ante el checo Lukas Rosol, por entonces el número 100 del mundo, el mallorquín ha estado fuera de las pistas por los problemas que sufre en el tendón rotuliano de la rodilla izquierda. Una lesión tan lacerante como conocida, pues la arrastra desde 2006. Tan dolorosa como para obligarle a perderse los Juegos Olímpicos de Londres, donde habría sido abanderado de España, y los Masters 1000 de Toronto y Cincinnati Y tan oscura como para aventurar una pronta e inevitable retirada con apenas 26 años. Una conjetura construida desde la distancia pesimista. Pero cerca, a escasos metros del tenista, todo es diferente. Hay esperanza.

“Ya nos hemos perdido los Juegos, no tenemos prisa por volver” “La carrera de Rafael no está en peligro”, pronostica Toni Nadal, tío y entrenador del número tres del mundo en los micrófonos de ‘El Larguero’. “Incluso este parón tan prolongado es bueno para que pueda alargarla lo máximo posible. Hemos estado los últimos meses poniendo parches para que siguiera jugando, pero el médico nos ha recomendado que lo mejor fuera que se recuperara bien. Ya nos hemos perdido los Juegos y ahora el US Open, no tenemos ninguna prisa para volver. Hay que ser pacientes para regresar con las máximas garantías. Puede ser en la Copa Davis (en la eliminatoria de semifinales ante los Estados Unidos en Gijón a partir del 14 de septiembre) o un poquito más adelante. Pero confío en que no sea mucho más tarde”, continúa.

Para Toni, al igual que para Ángel Ruiz Cotorro, el doctor personal del jugador y de la Federación Española de tenis (RFET), la única solución viable es el descanso. Y sin pasar por quirófano, lo que prolongaría el restablecimiento hasta los seis meses. Han continuado estas semanas con el tratamiento de factores de crecimiento en los tendones dañados. Pero no se están alcanzando los progresos esperados. Ahora, con la acumulación de esfuerzos que prolongó durante la gira sobre tierra batida, la inflamación (tendinitis) en las articulaciones rotulianas ha provocado una degeneración de las fibras del tendón (tendinosis), agravando con ello el proceso de recuperación. O lo que es lo mismo, una dolencia crónica que exigirá un reposo mínimo de tres meses y que en caso de no tratarse con reposo absoluto podría evolucionar hacia una condropatía rotuliana. Un problema aún mayor.

“En principio nos vamos a someter a un tratamiento conservador. Es lo más prudente y lo que quiere Rafael. Está animado porque sabe que es la única manera de que compita sin dolor. Esta semana ha podido ejercitarse con intensidad, pero terminaba cada entrenamiento con dolores y sabíamos que de esta manera sería más difícil afrontar los torneos sucesivos. Lo hemos meditado bien y es mejor que se recupere del todo”, explica Toni, que resta importancia a los posibles efectos en el ránking. Nadal ha renunciado a cuatro citas del calendario, descontando 1.380 puntos (final en Flushing Meadows incluida) de su casillero con los que cedería su condición de número tres del mundo al británico Andy Murray.

Aunque todo esto importa poco. Las metas son otras. A corto plazo pretende recuperarse a tiempo para llegar con garantías al ‘rush’ final de la temporada con la Copa de Maestros como principal objetivo. Se competirá sobre cemento ‘indoor’, en condiciones tan abrasivas para sus rodillas como para su juego. Pero Nadal únicamente volverá si cree que puede optar a la victoria. No antes. Sabe que cualquier recaída podría ser fatal. Y que el futuro puede abrir nuevas oportunidades. “Se ha propuesto llegar a los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016”, anuncia Toni. Créanle. A partir de ahora, sólo baraja una oportunidad: caminar sobre seguro.