Davydenko allana el camino de Djokovic

Davydenko allana el camino de Djokovic

El ruso se retiró tras encajar un rosco en el primer set.

Nikolay Davydenko es un hombre eternamente perseguido por la sospecha y la duda tras su supuesto escarceo de 2007 con las apuestas. Desde entonces, siempre que el hombre de hielo salta a la pista el público es reticente a la compasión y propenso en cambio al azote y el castigo. Tampoco ayuda nada la actitud del ruso, tan frío que parece apático en las malas tardes, como la de ayer, cuando se retiró en su encuentro ante Novak Djokovic tras ceder la primera manga por 6-0. Aduciendo a problemas en el hombro -si no los tuvo al menos los fingió bien con ocho dobles faltas-, tomó las de Villadiego sin haber acariciado siquiera la posibilidad de atemorizar al tenista serbio.

Había esperanzas en que Davy pudiera poner en aprietos a Djokovic. Amenazaba el ruso con mostrar el nivel de las primeras rondas donde se cargó con solvencia a Dolgopolov y a Florian Mayer, pero ayer no fue su día. Pronto se evidenció que ni podía, ni quería, y dos no pelean si uno no quiere, por lo que Nole simplemente pudo ser profesional, ir a lo suyo, endosarle seis juegos consecutivos sin demasiado esfuerzo y estrecharle la mano antes de lo previsto. De esta forma el número 2 mundial alcanza los cuartos de final sin desgaste, y espera ya allí a Marin Cilic, ante quien solo ha cedido un set en sus seis duelos previos.

Otro tenista que también avanzó a los cuartos de final fue Milos Raonic. El canadiense se impuso a Tomas Berdych en un duelo de gigantes por 6-4, 2-6 y 6-2. Milos, quien no encadenaba tres victorias consecutivas desde el Conde de Godó -hace casi cuatro meses- parece recuperar su mejor tono después de la pobre gira de tierra realizada y del mal rendimiento dado también en los torneos de hierba. Con este resultado el pupilo de Galo Blanco ya se asegura sumar 180 puntos -no estuvo en Cincinnati en 2010- que le repuntarán al menos al 18º puesto, el que sería el más alto de su carrera. La estadística puede mejorar si el canadiense supera más rivales. Su siguiente escollo será Stanislas Wawrinka, en el que será el primer encuentro entre ambos tenistas en el circuito ATP.