US Open: Berdych gana y se las verá con Almagro

US Open: Berdych gana y se las verá con Almagro

El checo Tomas Berdych, cabeza de serie número seis del torneo, no da opción a la sorpresa y supera a Sam Querrey en cuatro mangas. Mardy Fish y Milos Raonic también siguen adelante.

La Louis Amstrong del complejo de Flushing Meadows había sido la elegida para que el jugador local Sam Querrey intentará tumbar al gigante checo Tomas Berdych. A media tarde ambos conticantes empezaban un apasionante partido en el que los servicios se imponían sobre los restos. Tras una batalla de casi una hora Sam Querrey llevaba el delirio a la segunda pista en importancia de este US Open tras arrebatar la primera manga al tenista checo, que volvía a revivir los viejos fantasmas de Wimbledon. Sin embargo, Berdych lejos de claudicar desafío a Querrey desde el fondo de la pista, cogió su ropa de trabajo y optó por la vía del sufrimiento. Así poco a poco el estadounidense fue viendo como sus certeros golpes del inicio se marchaban y, finalmente, la experiencia y el mejor saber hacer de Berdych lo llevaban a la ronda de octavos de final (6-7, 6-4,6-3 y 6-2), donde ya estaba esperando el español Nico Almagro.

Mejor suerte corrió otro de los jugadores locales que disputaron su encuentro en la jornada de ayer. Mardy Fish tuvo el aplomo necesario para derribar el muro francés de Gilles Simon (6-1, 5-7, 7-6 y 6-3) en el partido que cerraba la jornada. Pasadas las diez de la noche el tenista local levantaba los brazos al cielo de Nueva York sabiendo que había vuelto a dar otro importante paso para volver a acercarse al Top Ten que tanto anhela desde que salió de él esta misma temporada. Simon, aguerrido como siempre y peleón desde el fondo de la pista no pudo hacer frente a un Fish que volvió a encontrar en el servicio a su mejor aliado. Roger Federer, número uno del mundo, será su próximo rival. Ahí es nada.

El partido más desigual del día lo disputaron Milos Raonic, que sigue en franca progresión, y el estadounidense James Blake, que entrado ya en años, disputaba a buen seguro uno de sus últimos US Open. El mensaje mandado por el canadiense es claro, va a ser un jugador de leyenda. Ayer, en un alarde de precisión y potencia al servicio acompañado de una gran eficacia con el resto se deshizo de Blake por un cómodo marcador de 6-3, 6-0 y 7-6. Intentó agarrarse al encuentro el norteamericano en el tercer set pero en el momento de la verdad Raonic no falló para colarse en la ronda de octavos y seguir progresando en el ránking. El reciente campeón olímpico Andy Murray será su rival en los octavos de final.

En uno de los duelos más igualados de esta tercera ronda se veían las caras Marin Cilic y el japonés Nishikori. Un enfrentamiento entre dos estilos de tenis antágonicos. De un lado el servicio y el golpe plano de Cilic, siempre optando por la vía de la rápidez en los puntos, mientras que en el otro lado de la moneda el peleón jugador japonés, rápido como pocos en la pista y gran dominador en los peloteos largos. Ganó el croata (6-3, 6-4. 6-7 y 6-3), que poco a poco está recuperando el nivel mostrado antes de su larga lesión, y ahora puede aprovechar el hueco dejado por Tsonga en el cuadro ya que se las tendrá que ver con Klizan, verdugo en la jornada de ayer del francés Chardy por un triple 6-4.