Ferrer, Almagro, Granollers y Marc López repiten en la Davis

Ferrer, Almagro, Granollers y Marc López repiten en la Davis

Corretja, el capitán español, llama a los mismos hombres para recibir a Estados Unidos en las semifinales que se celebrarán en Gijón.

Era un secreto a voces. Con Rafael Nadal en el laboratorio por su lesión de rodilla, Álex Corretja, el capitán español de Copa Davis, ha anunciado que David Ferrer, Nicolás Almagro, Marcel Granollers y Marc López integrarán el equipo que se enfrentará a Estados Unidos en semifinales del 14 al 16 de septiembre en la arcilla de Gijón. No sorprende la elección, puesto que son los mejores hombres por ránking y momento. Así como el mismo plantel que protagonizó la anterior eliminatoria frente a Austria en Marina D’Or. Algunos nombres importantes se han quedado fuera, como Fernando Verdasco, habitual hasta este año. O Feliciano López y Pablo Andújar, que también acudirán a la cita para apoyar en los entrenamientos. Y todo con un objetivo en mente: cruzar el último obstáculo antes de luchar por la sexta Ensaladera en los últimos trece años.

“David Ferrer es el ejemplo a seguir”, explica Corretja, que agradece el compromiso del número cinco del mundo a pesar de haber anunciado a principios de año que se tomaría un año sabático en esta competición. “Dijo al final del año pasado que necesitaba descanso, pero lo reconsideró y cuando se le ha necesitado ha dicho que sí”, continúa. Para España, el alicantino es un valor seguro. Es el líder, el hombro sobre el que apoyarse. Nunca ha perdido sobre tierra en la Davis (14-0) y ya sabe lo que es hacer frente al combinado estadounidense. El pasado año, allá en julio, derribó la trampa propuesta por los norteamericanos al vencer a Andy Roddick y Mardy Fish sobre la resbaladiza y rápida pista del Frank Edwin Center de Austin. Toda una proeza que ilumina su alargado currículum con la chamarra roja. Hasta tres títulos adornan su inmaculado currículum desde 2008. Todo un salvavidas.

De los cinco últimos emparejamientos, España les ha ganado en cuatro Por su parte, el segundo individual corresponderá a Almagro. El murciano, octavofinalista en el Abierto de los Estados Unidos, regresó este curso a la convocatoria para recibir a Kazajstán y desde entonces no corre, vuela. Esta confianza se traduce en números. Cuatro victorias de tantas posibles y una temporada plagada de triunfos, con éxitos en Sao Paulo y Niza, así como su récord de victorias en un mismo año al haber superado cómodamente las 50 victorias desde enero. “Ha realizado un esfuerzo titánico. Con un año muy importante y problemas en el hombro ha hecho lo posible para estar aquí. Creo que del tenis español es el jugador con mejor ranking que aún no tiene una Davis y se la merecería. Ojalá lo pudiéramos conseguir”, opinó Corretja.

La tarea en el punto de dobles volverá a recaer en la dupla compuesta por Granollers y Marc López. Ambos debutaron entre dudas en primera ronda ante Kazajstán, pero ahora hablamos de la quinta mejor pareja de lo que va de año. Ya saben lo que es vencer a las mejores parejas del circuito, incluso en plazas de renombre como en el Foro Itálico de Roma. Se han clasificado para los cuartos de final en Flushing Meadows, demostrando que saben competir en cualquier torneo y superficie. “Hay que reconocer su regularidad en todo el año. Cuando hablamos con Marc en Melbourne en enero estaba el número 50 en dobles y ahora es ‘Top-10’ (Marcel es el número 17). Son una pareja muy buena y probablemente tendrán el punto más complicado de la eliminatoria”, analizó el capitán español.

El peligro se llama Isner.

Al otro lado de la red no habrá un rival cualquiera. Estados Unidos es el mejor combinado del la historia con 32 entorchados. Cierto que la mayoría las alcanzaron en tiempos de blanco y negro (el último fue en 2007). O que carecen de líderes carismáticos y ex números uno en sus filas, como Andy Roddick en 2003. Pero aún cuentan con armas y centímetros con las que intimidar al más calmado. De ahí la elección del capitán Jim Courier, que ha optado por la potencia de choque de los gigantes John Isner (2,06 metros), Sam Querrey (1,98 metros) y los hermanos Bob y Mike Bryan, el mejor dúo de la actualidad y probablemente de la historia con 11 Grand Slams. Un equipo temible si nos atenemos a los precedentes. Para llegar hasta aquí sorprendieron a domicilio y sobre tierra a la Suiza de Roger Federer y a la Francia de Jo-Wilfried Tsonga. Palabras mayores.

Sus grandes bazas pasan por el dobles y por el estado de gracia de Isner. El jugador de Greensboro está cuajando su mejor año como profesional. Es el número 10 del mundo y cuenta con victorias con heráldica como la que firmó ante Federer o en semifinales en Miami ante Novak Djokovic. Y ya piensa en nuevas muescas que añadir a su raqueta. “Realmente creo que podemos batir a España y ganar la Copa Davis. Pero para hacerlo tenemos que jugar bien. Son el mejor conjunto del mundo. No juega Rafa, pero aun así será una eliminatoria muy dura. Ferrer y Almagro saben qué es lo que se debe hacer sobre tierra”, aclara seguro. Y no se esconde. Si por él fuera, querría que estuviera Nadal. “Si dependiese de mí jugaría. Quiero medirme contra su mejor equipo”, explica. Mucho cuidado con lo que se desea. Torres más altas cayeron.