US Open: Djokovic, sin resistencia

US Open: Djokovic, sin resistencia

Novak Djokovic ha accedido a los cuartos de final del Abierto de los Estado Unidos tras ganar de forma fácil a Wawrinka por 6-4, 6-1 y 3-1 ante la retirada del suizo. Juan Martín del Potro será su próximo adversario.

Tras la tormenta, llega la calma. Después de un martes pasado por agua, hoy la lluvia acompañó a los neoyorquinos hasta el mediodía, dejando con su marcha paz. Y también tenis. En el USTA Billie Jean King National Tennis Center los operarios secaron el cemento fugazmente, y todo se dispuso para reemprender el que tenía pinta de ser un partido interesante. Novak Djokovic, número dos del mundo y defensor del título, se veía las caras, al otro lado de la red, con Stanislas Wawrinka, cada vez más reconciliado con el tenis que le llevó a ser 'top ten' hace cuatro años. Pese a los vaticinios de batalla dura, el encuentro resultó efímero y monopolizado por el del Belgrado, que acabó imponiendo su ley por 6-4, 6-1 y 3-1 ante la retirada de Wawrinka.

En lo poco que se pudo jugar el pasado martes debido a los chubascos se había visto a un Djokovic ambicioso y claramente hostil hacia el juego de Wawrinka. 'Nole' se entonó rápido en el partido y llevó mediante su letal derecha a Stanislas al 2-0 adverso, antes de que el juez de silla tuviera que decretar la suspensión del encuentro. Cuando hoy, en la Louis Armstrong de Flushing Meadows, se reemprendió la riña entre los tenistas, el serbio acabó de fijar mediante su servicio un 3-0 en el marcador que parecía ser un punto de no retorno en la lucha por la primera manga para 'Wawa'. No obstante, la calidad técnica y el arte en la raqueta que éste atesora le hicieron hacer una seria intentona por volver a ponerse hombro con hombro con su oponente; el tenista suizo ganó su servicio y luego hizo una rotura a Djokovic, quizá favorecido por poder haber asimilado su posición en el primer set durante todo el día. Djokovic hace de los varapalos que recibe, mediante su fortaleza mental, motivación extra para volver a demostrar que él es el que lleva el timón. Suyo fue el contrabreak que no le permitió a Wawrinka alcanzarle, y pese a que el serbio volvió a perder su servicio cuando iba a cerrar el set, acto seguido otra vez al resto atacó a su rival hasta arrebatarle el juego y la primera manga.

Toda la resistencia que opuso Stanislas en el primer set se convirtió, a raíz de la pérdida del mismo, en impotencia y hasta en una aparente indiferencia con respecto al partido -cosa que se le ha visto por el circuito en más de una ocasión, sorprendiendo a los espectadores por jugar golpes exquisitos casi "andando"- a partir del segundo set y hasta el final del partido. Djokovic no desaprovechó la oportunidad de despegarse del marcador y recuperó el vendaval de juego que venía mostrando durante el torneo y que tanto recuerda a la versión que ofreció en 2011, sobretodo en su acierto y precisión con la derecha. Wawrinka, después del 4-0 en contra, destrozó su raqueta contra el suelo en un ataque de nervios y frustración. Únicamente con el 5-0 y cuando se olía ya el 'rosco' el tenista de Lausana pudo sumar el juego del honor. En el tercer acto 'Stan' se acabó de diluir por completo, cediendo su servicio cuando iba 1-1. Pidió la entrada del doctor y un juego después se retiró. La lesión, por el momento, está deslocalizada y no parece muscular sino fruto de un fuerte cansancio acumulado.

"Es una situación desafortunada la que ha padecido Stan, pero he sentido que golpeaba la bola bien en los dos últimos sets antes de que le sucediera eso a mi rival", comentó Djokovic al finaliza el partido. "Espero poder mantener el nivel en los próximos partidos", concluyó. Con esta victoria Djokovic está un paso más cerca de poder defender el trofeo del Abierto de los Estados Unidos y lograr el que sería su sexto Grand Slam. Su próximo opositor será el argentino Juan Martín del Potro, campeón en el US OPEN de 2009 y verdugo del de Belgrado en la batalla por la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Ambos jugaron su último partido en el reciente torneo de Cincinnati, tomándose Novak la revancha. No obstante, Djokovic sigue teniendo sed de venganza. El 'chacal' afila sus garras.