ATP Noticias

Davis: Argentina-Rep. Checa, por un puesto en la final

Davis: Argentina-Rep. Checa, por un puesto en la final

Dos de las selecciones más potentes buscan plaza para la final con ligero favoritismo local. La ausencia de Nalbandian, una de las claves.

Con la baja de David Nalbandian y sobre arcilla se presenta la poderosa Argentina en busca de una nueva final de Copa Davis, objetivo básico en la mente de la mayoría de estos jugadores que tantos años llevan persiguiendo la Ensaladera y que siempre se les termina escapando. Esta vez no podrán contar con el principal baluarte del equipo, David Nalbandian. Sin embargo, el gran momento de forma de dos hombres como Juan Martín del Potro y Juan Mónaco les confiere el papel de favoritos, sin olvidar que enfrente estará uno de los conjuntos más consolidados de los últimos años como la República Checa, la cual estará nuevamente liderada por el reciente semifinalista del US Open Tomas Berdych.

Esta vez Argentina no dudó en la elección de la tierra como superficie, como cuando optó por el cemento ante España en la trágica final de Mar del Plata de 2008. Tanto Radek Stepanek, el número dos visitante, como Berdych son dos jugadores poco habituados a jugar sobre arcilla, especialmente el primero de ellos. Pero no hay que olvidar que el líder checo tiene una semifinal en Roland Garros años atrás. Pero si algo está claro es que la tierra batida es la superficie fetiche de 'Pico' Mónaco y también se adapta perfectamente a las grandes cualidades tenísticas de un Del Potro que llega a la cita en el mejor momento del año y con el bronce olímpico bajo el brazo.

Los cuatro papeles secundarios de esta eliminatoria serán los argentinos Carlos Berlocq y Eduardo Schwank y los checos Lukas Rosol, verdugo de Rafa Nadal en Wimbledon, e Ivo Minar. La eliminatoria transmite la sensación de que serán los dos albicelestes los que puedan desempeñar un papel más importante, especialmente en el partido de dobles que deberían disputar ellos dos en teoría, mientras que los doblistas checos podrían ser los mismos que los que también disputarán los individuales de mañana. El bagaje particular entre ambos equipos es favorable para los checos por 3 victorias a 1, sin embargo, esta vez, el conjunto dirigido por Martin Jaite tiene un escenario idóneo para empezar a revestir ese marcador.

Especialmente reciente está el enfrentamiento que ambas selecciones disputaron en los cuartos de final de 2009 cuando la eliminatoria se disputó sobre suelo checo y se fue hasta el quinto y definitivo partido en el que Stepanek derrotó a Mónaco y certificó el pase de los suyos a las semifinales de la competición. En definitiva, se presenta una semifinal atractiva que mezcla el poderío de sus dos números uno, Del Potro y Berdych, sobre los que recae el peso de sus respectivos equipos, con unos papeles secundarios repartidos casi a partes iguales entre el total del combinado argentino y el veterano  Stepanek, que debe hacer su ¿última? ayuda a su país natal.