Tsonga defiende su título en Metz

El tenista francés fulminó a Andreas Seppi (6-1 y 6-2) para conquistar por segundo año consecutivo el Moselle Open, torneo ATP 250 disputado al noroeste de su país.

Tras una decepcionante gira veraniega por la pista dura estadounidense, Jo-Wilfried Tsonga ha querido que la defensa del Moselle Open -de categoría ATP 250- fuera un punto de inflexión de cara a la temporada de pista dura cubierta. En Metz, y ante sus compatriotas en la grada, ha conseguido una inyección de moral al ganar en la final al italiano Andreas Seppi por un contundente 6-1 y 6-2 en apenas cincuenta minutos de partido. Este es el noveno título ATP de la carrera del galo y su segundo esta temporada. Además, es la primera vez que Tsonga defiende un trofeo.

Desde el principio hasta el final del partido fue el servicio de Tsonga el que cimentó su dictadura sobre la pista.  El tenista de Le Mans únicamente cedió seis puntos en todo el partido con su servicio- un único tanto con el primer saque-, reduciendo a Andreas Seppi al papel de espectador y sin darle ninguna oportunidad de rotura. Bajo esa coyuntura el papel de Seppi se reducía únicamente a ganar sus juegos y a esperar un cambio en la dinámica del encuentro, pero Tsonga estuvo acertado también al resto infringiendo un total de cuatro roturas, dos en cada manga.

"He jugado un partido muy completo y sin lagunas, al contrario que ayer" comentó Tsonga, en referencia a su partido de semifinales ante Nikolay Davydenko (6-0, 3-6 y 6-4). "Por supuesto, me resulta todo más fácil si puedo marcar la diferencia en tres o cuatro tiros. Si tuviera que definir toda esta semana, simplemente diría que ha sido perfecta", expresó el tenista galo. "Es la primera vez que soy capaz de defender un trofeo, y es aún más especial lograrlo aquí, en el Moselle Open, de donde soy embajador", explicó Tsonga en referencia a la estrecha relación que guarda con la organización del torneo.

"Quiero felicitar a Jo porque ha jugado demasiado bien hoy", dijo Andreas Seppi. "Su servicio estuvo impresionante, pude hacer muy poco. Desafortunadamente estas son las condiciones que se dan algunas veces en las pistas cubiertas; los partidos van muy rápido y a veces te ves incapaz de hacer algo. Ha sido una gran semana para mí y en general estoy feliz por haber alcanzado la final aquí", añadió Seppi en la que era su tercera final esta temporada, tras la ganada en Belgrado y la perdida en Eastbourne.

Con esta conquista, Tsonga recibe un balón de oxígeno de cara a lo que le resta de temporada. Es séptimo del mundo y octavo en la Race to London, hasta hace unas horas a únicamente veinticinco puntos de quedarse fuera del ATP World Tour Finals -en detrimento de Tipsarevic, que ahora se verá alejado de Londres hasta los 275 puntos-. El de Le Mans defiende título en Viena y final en el Masters 1000 de Paris-Bercy y en la Copa de Maestros, por lo que su estado físico será determinante de cara a quedar entre los ocho mejores del mundo de aquí a final de año.