Verdasco se despide de Bangkok

Verdasco se despide de Bangkok

La Armada se ha quedado sin representación española en Bangkok. Fernando Verdasco ha sido derrotado por Janko Tipsarevic. El serbio se medirá en semifinales a Gilles Simón. La otra semifinal la disputarán Richard Gasquet y Jarkko Nieminen.

El único representante de la Armada en Bangkok, Fernando Verdasco, se ha despedido del torneo tras caer derrotado (6-7, 4-6) ante el primer cabeza de serie, Janko Tipsarevic. El serbio se medirá en semifinales a Gilles Simon. El francés se deshizo de su compatriota Gael Monfils por 6-4 y 6-3. La otra semifinal la disputarán Richard Gasquet (que derrotó a Bernard Tomic en dos sets por 7-6 y 6-4) y Nieminen, que dio la sorpresa al derrotar al tercer cabeza, Milos Raonic, por 6-3 y 7-6.

Fernando Verdasco comenzó el encuentro enchufado, pegando muy duro y con acierto desde el fondo de la pista. El madrileño sabía que Tipsarevic era una presa complicada y que necesitaba de todo su potencial para derrotarle. Sin embargo, su cabeza volvió a jugarle una mala pasada. Verdasco desaprovechó un break de ventaja y el primer acto llegó al desempate. Ahí, el español, otra vez, desperdició la ventaja. Al serbio le bastó el acierto en los momentos delicados del encuentro para hacerse con la primera manga.

La segunda manga comenzó, aunque no para Verdasco, que seguía con la mente puesta en el primer set que acababa de tirar, a pesar de jugar a un altísimo nivel. Esto le costó al madrileño empezar por debajo en el marcador (2-0). Trató de olvidarse de lo ocurrido y de recuperar el nivel que le había echo jugar de tú a tú a la novena mejor raqueta del circuito. Y recuperó las sensaciones. Apretó los dientes y desespero al serbio desde el fondo de la pista, consiguiendo ponerse por delante (3-4). No obstante Janko volvió a mostrar por qué está tan arriba en el ranking. Subió de golpe el nivel y se hizo con tres juegos de forma consecutiva para sellar su pase a semifinales.

En el primer encuentro de la jornada, apenas hubo batalla. Gael Monfils tan sólo fue capaz de sorprender a Simon con un break al inicio de cada set. Pero el resto del encuentro, fue superado por el número tres francés.

Las dos jóvenes promesas más emergentes del circuito, Bernard Tomic y Milos Raonic, plantaron batalla en sus respectivos encuentros, pero fueron incapaces de hacerse siquiera con una manga. Gasquet, con un grandísimo revés, se deshizo del australiano. Jarkko Nieminen, por su parte, se mostró brillante. Pareció estar tocado por una varita mágica. Con un amplio registro de golpes, ejecutados de maravilla, desesperó al canadiense Raonic, que apenas metió en pista un 50% de primeros saques.