Simon y Gasquet, finalistas en Bangkok

Simon y Gasquet, finalistas en Bangkok

Gilles Simon, que derrotó a Janko Tipsarevc, y Richard Gasquet, que se impuso a Jarkko Nieminen, se medirán en la final de Bangkok, asegurando el triunfo francés.

Gilles Simon y Richard Gasquet se enfrentarán mañana en la final de Bangkok, asegurando la victoria de un francés. El primero, derrotó al cabeza de serie número uno, Janko Tipsarevic, en dos sets por un doble 6-4. El número dos francés, lo pasó peor frente a Jarkko Nieminen, aunque una reacción a tiempo le sirvió para acabar doblegando al finlandés en tres mangas por un tanteo final de 3-6, 7-5 y 6-2.

El serbio Tipsarevic supo desde un principio que tendría que trabajar mucho para alcanzar la victoria. Simon arrancó muy bien (2-0) y se asentó en el fondo de la pista, desde donde se propuso ser una muralla infranqueable. Tipsarevic trataba de mover al francés de lado a lado de la pista, pero no le bastaba. Tuvo que tomar la directa, arriesgar, y ahí fue cuando llegaron los errores que hicieron que el francés pudiese cerrar el set manteniendo la distancia. El segundo parcial transcurrió de la misma manera, aunque la rotura se hizo esperar. Con 4-4 en el marcador, Simon desigualó el acto y sirvió a continuación para sellar el triunfo.

En la final, Simon se medirá a su compatriota Gasquet, que protagonizó una remontada digna de elogios. El galo anduvo cabizbajo durante el inicio del choque, donde Nieminen mostró un nivel altísimo, como el que llevaba ofreciendo toda la semana. Así, el finlandés se apuntó la primera manga por 3-6. El comienzo de la segunda fue aun más desastroso para Richard. Un bloqueo mental le impedía siquiera hacer puntos con su maravilloso revés. Pero cuando todo parecía perdido (0-4 en el segundo), la cosa cambió. El francés empezó a conectar golpes maravillosos, tanto desde el fondo de la pista, como en la red, donde Nieminen ya no encontraba el hueco. La resurrección de Simon fue tan grande, que sólo permitió al finlandés apuntarse tres juegos antes de darle la vuelta al partido (3-6, 7-5 y 6-2).