Pekín y Tokio marcan el camino hacia Shanghai

Pekín y Tokio marcan el camino hacia Shanghai

Esta semana se disputarán las dos últimas pruebas previas al Masters 1000 de Shanghai. Tanto el torneo de Pekín como el de Tokio, de categoría ATP 500, atraerán a tenistas de renombre como Djokovic, Murray y Ferrer.

Jugados los cuatro Grand Slams y tras poner punto y final al grueso de la temporada, el tenis se dirige hacia tierras exóticas. La gira asiática sigue un ritmo ascendente al comenzar por dos torneos de categoría ATP 250 (Bangkok y Kuala Lumpur), seguir por dos de categoría ATP 500 (Pekín y Tokio) y finalizar en el Masters 1000 de Shanghai. Esta ruta de certámenes por el otro lado del globo queda enmarcada en la temporada de pista dura cubierta que desemboca en la Copa de Maestros, galardón que espera ser conquistado por uno de los ocho mejores tenistas de la temporada, en noviembre y en el espectacular O2 Arena de Londres.

El circuito masculino mayoritariamente se cuenta, a estas alturas de la temporada, por piernas cansadas. Por almas sin apenas aliento. Atletas portentosos que encuentran en la ambición y en el espíritu de lucha la fuerza que necesitan para afrontar el último tramo de la campaña. La fatiga es inconveniente pero no impedimento para que las estrellas vuelvan a escena. Algunos pueden hacerlo antes, otros más tarde. Richard Gasquet y Juan Monaco, dos tenistas en plena Carrera hacia Londres, han dado el primer golpe en Bangkok y en Kuala Lumpur, respectivamente.

Vuelven las grandes estrellas y con ellas se notan las grandes ausencias.

Ahora, recién iniciado el mes de octubre, los trozos grandes del pastel oriental se ponen al alcance del paladar de los tenistas más codiciosos. Con los ATP 500 de Pekín y Tokio, que serán disputados esta próxima semana, vuelven la mayoría de las grandes estrellas. Con hambre de victoria. Un Murray exultante, un Djokovic herido por sus últimas derrotas -pese a ir primero en la RACE-, un Ferrer incansable.

Con la venida de las grandes figuras, también se harán notar las grandes ausencias: Nadal sigue con su recuperación, Federer se dosifica al máximo y se reserva para el Masters de Shanghai y Del Potro está siguiendo un tratamiento para recuperarse de su lesión en la muñeca izquierda que le tendrá apartado de la actividad durante toda la gira asiática y, si no hay contratiempos, hasta el ATP 250 de Viena.

Djokovic quiere seguir invicto en Pekín

La principal estrella del China Open será Novak Djokovic. El serbio ha ganado todas las veces, nueve en total, que ha jugado en el torneo disputado en Pekín. La primera en 2009 (ante Cilic) y la segunda en 2010 (ante Ferrer). Dos años más tarde, pese a ser más veterano y tener más galones, no lo tendrá más fácil que antes. En el primer partido le espera un jugador de la fase previa, acto seguido Matosevic o Berlocq, en cuartos presumiblemente Dolgopolov -aunque podríamos ver a los españoles Guillermo García-López o Pablo Andujar-, en semifinales Cilic o Gasquet y en la final jugadores del nivel de Ferrer o Tsonga.

Djokovic intentará lograr su tercer trofeo para reafirmarse como primero en la RACE.

La 'Armada' estará liderada por David Ferrer y escoltada por los citados García-López (debutará ante Alexandr Dolgopolov) y Andujar (debutará ante Jurgen Melzer), por Feliciano López (debutará ante el joven Ryan Harrison) y por Fernando Verdasco (debutará ante Sam Querrey). El de Jávea, algo fatigado a estas alturas de temporada y batido por Benneteau en Kuala Lumpur, debutará ante Yen-Hsun Lu, pudiendo jugar contra Feliciano en octavos, Verdasco en cuartos, Tsonga o Tommy Haas en semifinales y contra Djokovic o Gasquet en la final.

El defensor del título es el checo Tomas Berdych, ausente este año por haber decidido ir al torneo de Tokio. El finalista en la anterior cita, el croata Marin Cilic, sí estará intentando conseguir la corona arrebatada en el último suspiro.

Murray, más maduro que nunca, defenderá título en Tokio

Andy Murray, oro olímpico, campeón del US OPEN 2012 y en consecuencia jugador más en forma del circuito, estará en el Rakuten Japan Open de Tokio intentando defender el título que le ganó el año pasado a Rafa Nadal. Gael Monfils se presenta en forma de primer gran obstáculo para el escocés, que deberá aprovechar el bajo tono de competición del galo por su inactividad en buena parte de la temporada por problemas en las rodillas. En octavos podría ver a Lukas Lacko o al español Albert Ramos, en cuartos a Stanislas Wawrinka o a Jeremy Chardy (su verdugo en el Masters de Cincinnati, donde Murray defendía título), en semifinales presumiblemente a Janko Tipsarevic o a Milos Raonic y en la final a Almagro, Berdych o Monaco.

"Quiero acabar el año bien. Hay que encontrar la mejor manera de administrarse", comentó Murray.

Murray declaró que quiere intentar "acabar el año bien y jugar un buen nivel en el ATP World Tour Finals". "No tuve la oportunidad de hacerlo el pasado año, fue un final de temporada decepcionante", aclaró contrariado. "Tengo un partido complicado en primera ronda, Monfils es un gran atleta", comentó el escocés. "He tenido cinco días de desconexión total y unos cuantos para venir aquí y disfrutar un poco de la ciudad. Es algo que no suele ocurrir durante la temporada", dijo Andy. "Un montón de jugadores están ya agotados física y mentalmente. Hay que encontrar la mejor manera de administrarse en estos dos últimos meses", finalizó.

Será Nicolás Almagro el que lidere la escuadra de la 'Armada' presente en Japón, seguido por Tommy Robredo (que debutará ante Jarkko Nieminen) y por Albert Ramos (que debutará ante Lukas Lacko). El murciano hará su primera aparición desde la semifinal de Copa Davis ante el jugador local y promesa Tatusma Ito. Otro joven, Bernard Tomic, podría acecharle en octavos. En cuartos podría verse las caras con Juan Mónaco, y en semifinales con Kei Nishikori o Tomas Berdych.