Feliciano López alcanza las semifinales en Pekín

El jugador toledano remontó a Sam Querrey (4-6, 6-4 y 6-4) para llegar a las semifinales de un China Open donde le esperan Novak Djokovic, Florian Mayer y Jo-Wilfried Tsonga, su próximo rival. Si sale triunfador de Pekín pasaría a tener tres torneos ATP en su vitrina.

El tenis es un deporte generoso, pues concede segundas oportunidades. Por muy mal que lo hayas hecho, por muy abajo que estés, siempre dependes de ti mismo para ganar un encuentro -y en el tiempo que te haga falta-. Las situaciones adversas en el marcador dan lugar a dos posturas antagónicas que pueden ser vistas en un mismo jugador en diferentes momentos, y sin incurrir en contradicción: hastío por ver de la remontada una quimera o esperanza por ver de la misma un hilo de luz que puede acabar con la oscuridad y las sombras que ella encierra.

Este viernes todo le iba mal a Feliciano López en su partido contra Sam Querrey, especialmente el servicio - su mejor arma y primordial en pista dura cubierta-, y se encontraba en un serio aprieto: había perdido el primer set por 4-6 e iba 1-3 abajo en el segundo, con rotura de ventaja para su rival. En una coyuntura que favorece con más fuerza a la impotencia, la indignación y el pasotismo, Feliciano López blandió su raqueta y se dispuso a hacer un ejercicio de negación con el dramático destino que parecía que iba a vivir. El impulso que el toledano necesitaba llegó en forma de rotura para igualar el tanteo de la segunda manga. "El partido estaba muy complicado y él jugaba muy bien. Yo he empezado a sacar muy mal y él jugaba cada vez mejor.  Estaba perdido", afirmó Feliciano. "Sin embargo, una rotura ha cambiado todo el partido y yo he jugado mucho mejor", explicó.

Al final Feliciano encontró un ritmo de juego adecuado para superar las prestaciones ofrecidas por su rival (acabó derrotando a Sam Querrey por 4-6, 6-4 y 6-4) pero que no rinde honor al tenis que sabe ofrecer. Su próximo rival en semifinales, el francés Jo-Wilfried Tsonga, le exigirá un salto cualitativo para el que Feliciano debe estar preparado si es que quiere aspirar a lograr su tercer título ATP tras los de Viena (2004) y Johannesburgo (2010). "Tsonga viene con mucha confianza, por lo que para ganarle deberé jugar muy bien. Es de los rivales más difíciles que te pueden tocar", comentó Feliciano López.. 'Ali' Tsonga viene de firmar este viernes una victoria holgada ante Mikhail Youzhny (6-3 y 6-2) con la que el de Le Mans no está demasiado contento: "Estoy un poco decepcionado con mi juego en la línea de fondo; no he jugado un buen tenis", admitió Tsonga. "Hoy mi tenis no brilló pero fue lo suficientemente sólido como para ganar. Serví bien y eso es todo", añadió.

Novak Djokovic y Florian Mayer jugarán en la otra semifinal

Novak Djokovic suma y sigue en su feudo talismán. El de Belgrado ya está en semifinales gracias a la victoria que este viernes consiguió ante el austriaco Jurgen Melzer, la cual le hace presentar un balance en Pekín de dos títulos y doce victorias, permaneciendo a su vez invicto en el China Open. Parece que el día de descanso le sentó bien a Novak, firmando luego un contundente 6-1 y 6-2 en menos de cincuenta y cinco minutos. 'Nole' desarrolló un tenis agresivo que le reportó un total de doce servicios directos, una barbaridad.

"He ido subiendo nivel a nivel mi tenis en cada partido que he jugado aquí", dijo Djokovic. "Estoy intentando ser más agresivo y debo tener una mejor eficiencia en mi servicio. El servicio funcionó genial esta noche. Es uno de los mejores partidos de servicios que he disputado en mi vida, por lo que esto es un dato positivo. Intentaré mantener la racha", explicó el de Belgrado.

Su próximo rival será el alemán Florian Mayer, que viene de derrotar al chino Ze Zhang, un jugador invitado por la organización y reciente verdugo de Richard Gasquet, por un marcador de 6-3 y 6-4. Por certero que pueda parecer  el encuentro viendo a simple vista el tanteo, éste podría haber sufrido numerosos vuelcos si no llega a ser por la madurez de Mayer en la defensa de los puntos de rotura en su contra (salvó diez de once en total, un 91%).