La encrucijada de Almagro

El agotamiento del murciano y su déficit de victorias en cemento ‘indoor’ (33%) abre el abanico de aspirantes para la final de la Davis en Praga. Feliciano y Verdasco sondean su oportunidad.

La encrucijada de Almagro
Con su derrota en primera ronda Almagro ve cada vez más lejos llegar a Londres y a la final de la Davis.

Se compite en Shangai (China), pero se mira hacia delante. Unos, los mejores estudiantes, otean el O2 Arena de Londres, el zafiro futurista en el que anualmente luchan por la inmortalidad los ocho mejores tenistas de la temporada. Otros, en cambio, fijan su atención en Praga, allí donde España y la República Checa cruzarán raquetas en la final de la Copa Davis del 16 al 18 de noviembre. Y, ya se sabe, tantos frentes abiertos llevan al descuido. Todo esto le sucede a Nicolás Almagro, que acumula dos torneos cayendo en primera ronda (en el último 4-6, 7-6(4) y 6-2 ante Tommy Haas). Para el murciano es un ahora o nunca. Está en su mejor año (54-19), pero pueden más sus nervios que sus piernas. Nunca se ha clasificado para la Copa de Maestros o ha sido partícipe en alguna de las últimas Ensaladeras de la ‘Armada’. Dos opciones a varias semanas vista tan viables como merecidas. Pero que hoy se diluyen por una realidad desgarradora: Almagro apenas suma el 33 por ciento de victorias sobre cemento indoor. La única superficie prevista para lo que resta de 2012.

Una circunstancia históricamente demoledora para los intereses del número 11 del mundo. Desde que saltara al circuito profesional en 2003 nunca ha terminado con balance positivo su papel en pistas rápidas bajo techo, siendo su mejor resultado unas semifinales en Viena en 2010. Una rémora que le ha llevado a esculpir su juego y su figura (ha bajado de peso) para mejorar su movilidad vertical. Esta tarea surgió de la mano de Josep Perlas y la ha sabido estructurar Samuel López, su actual entrenador. La idea era brillar también lejos de la arcilla, romper con el arquetipo de jugador ‘terrícola’. Y así, desafiar a la aristocracia del ránking. Ahora, roto el misterio del cemento y de la hierba (65% de victorias este año lejos del calor de la tierra frente al 47% en su carrera), sólo le queda examinarse bajo la pesada atmósfera de una cubierta si quiere mantener vivos sus objetivos.

Con Nadal lesionado aún quedan cinco plazas por definirse para Londres Porque para llegar a Londres y a Praga hay que hacer diversas escalas en el camino. Valencia, París-Bercy y seguramente Viena esta próxima semana (dada su precipitada derrota en Shangai) podrían apuntalar sus opciones. Los billetes para la cita de maestros se pagan caros. Almagro marcha décimo en la carrera de campeones (clasificación anual), en un grupo cerrado de ocho tenistas que se jugarán una o dos teóricas plazas aún indefinidas (si se confirma la baja de Rafael Nadal, lesionado). Asegurada la presencia de Roger Federer, Novak Djokovic y Andy Murray, así como las previsibles de David Ferrer, Tomas Berdych y Juan Martín del Potro dadas sus cómodas ventajas, el murciano tendría que llegar a las últimas rondas en como mínimo dos de los torneos que cuenta por disputar. Y esperar al desenlace de los acontecimientos, puesto que compite con especialistas como Jo-Wilfried Tsonga, Janko Tipsarevic o Richard Gasquet.

Por su parte, su actuación también será seguida al milímetro por Álex Corretja. El capitán español de Copa Davis confía en el murciano para la final ante los checos. Es su apuesta, el autor del renacimiento de Almagro en esta competición que pareció darle la espalda años atrás. Más si cabe tras su homérico triunfo sobre John Isner en las semifinales de Gijón. Aunque tampoco esconde sus dudas. La selección de Jaroslav Navratil ha preparado un escenario tan comprometido y ultrarrápido como para minar las virtudes de los jugadores españoles. De ahí que baraje Corretja manos con experiencia en suelo hostil. Como Feliciano López (6-3, 1-6 y 6-3 a Alejandro Falla) o Fernando Verdasco (6-4 y 6-2 ante Juan Mónaco en segunda ronda en suelo chino). Ambos, los verdaderos héroes de la final en Mar del Plata ante Argentina.

"Almagro se merece estar en la final de la Davis", según Verdasco “Me gustaría jugar la final de la Copa Davis”, afirmó Almagro hace unos días; “aunque creo que Almagro, (MarcelGranollers y Marc López se lo merecen más que yo. El que decide es el capitán, pero ellos han luchado mucho para estar ahí. No han ganado nunca esta competición y tienen una motivación especial”, continuó. Tanto el madrileño como Feliciano descartaron jugar esta edición como premonición de un cambio de ciclo, pero ya le aseguraron desde el mes de enero a Corretja que podría contar con ellos. A partir de entonces las rondas favorables ante Kazajstán, Austria y los Estados Unidos en casa y sobre tierra les dejaron en un segundo plano. Pero su mayor pericia en circunstancias adversas les vuelve a situar en órbita. Llegan ligeros de equipaje (con menos de 50 partidos cada uno a sus espaldas en 2012), en tendencia ascendente (Feliciano fue semifinalista hace unos días en Pekín) y con mejores resultados históricos bajo techo que el propio Almagro.

Todo esto pasa por la cabeza de Corretja y de Almagro. Uno, porque sabe del reto que supone vencer a domicilio a una potencia como la República Checa con lo puesto, sin Nadal y con un equipo tan tierno como hambriento. Otro, porque puede poner en juego en las próximas semanas los dos premios que ha ido hipotecando desde enero con el mejor tenis que se le recuerda. Son dos hombres en una encrucijada. Una de la que sólo se sale rozando la excelencia.

OTROS RESULTADOS.

Segunda ronda.

John Isner (USA/N.8) a Kevin Anderson (RSA), 7-6(3), 6-7(8) y 7-6(7).

Marin Cilic (CRO/N.10) a Martin Klizan (SVQ), 7-5 y 6-1.

Primera ronda.

Milos Raonic (CAN/N.12) a Marinko Matosevic (AUS), 7-6(4) y 6-3.

Stanislas Wawrinka (SUI/N.13) a Albert Ramos (ESP), 7-6(1) y 7-6(5).

Kei Nishikori (JPN/N.14) a Di Wu (CHN), 6-2 y 6-4.

Gilles Simon (FRA/N.15) a Jurgen Melzer (AUT), 6-4 y 6-2.

Yen-Hsun Lu (TPE) a Ze Zhang (CHN), 6-0 y 6-2.

Marcos Baghdatis (CYP) a Fabio Fognini (ITA), 6-2 y 6-2.

Viktor Troicki (SRB) a Mikhail Youzhny (RUS), 6-3, 2-6 y 6-4.

Florian Mayer (ALE) a Bernard Tomic (AUS), 6-4 y 6-0.

Denis Istomin (UZB) a Carlos Berlocq (ARG), 4-6, 6-2 y 6-1.

Radek Stepanek (RCH) a Lleyton Hewitt( AUS), 7-5 y 6-1.