Ferrer: “Este triunfo es para Ferrero”

El alicantino, tricampeón en Valencia tras su victoria en la final ante Dolgopolov, dedica “exclusivamente” este nuevo éxito al ex número uno del mundo.

Ferrer: “Este triunfo es para Ferrero”
Ferrer suma en Valencia su sexto título de la temporada.

Cuando David Ferrer certifica su victoria en el la final de Valencia (6-1, 3-6 y 6-4) ante el ucranio Alexandr Dolgopolov reina el desconcierto. Acaba de proclamarse tricampeón (tras 2008 y 2010) en su tierra, un título con el que redondea un 2012 para el recuerdo. Pero la alegría aguarda. Recorre la grada con la vista hasta que identifica su objetivo. Allí, satisfecho, espera Juan Carlos Ferrero, su amigo y compañero. El precursor del tenis valenciano y el héroe de aquella Copa Davis del 2000 que se recuerda como ninguna. Hacia él corre Ferrer con ahínco para unirse en un abrazo capaz de paralizar el tiempo. Un gesto con sabor a despedida. Pero también a agradecimiento hacia uno de los mejores tenistas de la historia de España.

“Mención especial a alguien que me ha aportado muchísimo personalmente y en mi carrera profesional, al futuro director del torneo, Juan Carlos Ferrero. Este triunfo forma parte de ti, te lo dedico exclusivamente para ti. Me hacía mucha ilusión poder dedicarte este triunfo. Gracias amigo”, señaló el de Jávea, que de este modo suma seis entorchados en lo que va de temporada tras los firmados en Auckland, Buenos Aires, Acapulco, s’Hertogenbosch y Bastad. Su récord personal.

Por su parte, el número 5 del mundo tuvo palabras de reconocimiento para Dolgopolov, quien le puso muchos apuros en la lucha por el título. “Quiero dar la enhorabuena a Alexandr (Dolgopolov) por el gran torneo que ha hecho. Ha merecido a ganar también. Ha sido sólo cuestión de suerte y de puntos clave. Le espera un grandísimo futuro”, le auguró al ucraniano, el número 21 del mundo con 23 años.

“Gracias también al público, sin vosotros no hubiera tenido esa fuerza para poder ganar aquí, en casa, es muy bonito, es uno de los días más felices de mi vida”, concluyó Ferrer, que ahora viajará a París para disputar el último Masters 1000 de la temporada. Será una piedra de toque con vistas a los que se avecina, la Copa de Maestros de Londres (5-12 de noviembre) y la final de la Copa Davis en Praga ante la República Checa (16-18 de noviembre).