La Carrera a Londres tiene meta en París

El Masters de París definirá las dos últimas plazas para estar en Londres. Jo-Wilfried Tsonga es claro favorito y Tipsarevic está también cerca del éxito; Almagro y Gasquet serán opositores.

La Carrera a Londres tiene meta en París
El moderno estadio O2 Arena acogerá la Copa de Maestros // Foto: Peter McDermott (Creative Commons)

En el horizonte se vislumbra la ciudad de Londres, pero el mundo mira esta semana a la batalla a sangre y fuego que tendrá lugar en París. Es un ahora o nunca, una oportunidad que puede ser única. Seis son los hombres que de buen seguro adornarán la entrada del O2 Arena londinense: Novak Djokovic, Roger Federer, Andy Murray, David Ferrer, Tomas Berdych y Juan Martín del Potro. Tras ellos, y después de la renuncia de Rafael Nadal -forzada por el estado de sus rodillas-, unas pocas raquetas se han escapado del pelotón y juegan para apoderarse de los dos puestos restantes. Los candidatos para cerrar la lista de mejores raquetas esta temporada son el francés Jo-Wilfried Tsonga y el serbio Janko Tipsarevic -principales favoritos-, seguidos del galo Richard Gasquet y del español Nicolás Almagro.

Tsonga no estaría en Londres si no llega a cuartos y se da una final entre 'Tipsa' y Almagro, con victoria española.

Jo-Wilfried Tsonga viene de retirarse en Valencia por una lesión en la espalda. El de Le Mans ha realizado una buena gira por la pista cubierta, en la que se dan unas condiciones excelentes para su juego rápido: comenzó ganando título en Metz, en la gira asiática llegó a la final en Pekín e hizo cuartos en el Masters 1000 de Shanghai. Después de volver a Europa, consiguió ser finalista en Estocolmo. El galo únicamente se vería apartado de Londres si se diera una final entre Tipsarevic y Almagro ganada por el español, siempre que Tsonga no llegara a cuartos de final. Algo prácticamente impensable.

Por su parte, Janko Tipsarevic también viene de retirarse en Valencia por unos problemas en el hombro derecho, que provienen de una lesión de dieciocho meses atrás. El serbio ha protagonizado una gira por la pista cubierta no del todo satisfactoria: semifinales en Bangkok y en Viena, cuartos en Tokio y octavos en Shanghai. Pese a una racha negativa para sus intereses, también tiene una ventaja amplia respecto a sus inmediatos perseguidores, por lo que se perfila como el jugador frontera entre el Olimpo y el mundo terrenal.

Richard Gasquet se metió de lleno en la pelea por estar en Londres a partir de su sorprendente final en Toronto, la cual perdió ante Novak Djokovic. En el tenis bajo techo comenzó de la mejor manera posible, consiguiendo el trofeo de Bangkok. Después del que fue su séptimo título como tenista profesional, el de Béziers solo pudo llegar a los octavos en Pekín y a los dieciseisavos en Shanghai. Al final, consiguió arreglar la situación con unas semifinales en Basilea. El tenista galo se juega ahora su futuro más inmediato en la capital de su país, y únicamente podría quitare la plaza a Tipsarevic si suma 305 puntos más que el serbio, o lo que es lo mismo: debe llegar como mínimo a semifinales, esperando que Tipsarevic caiga en su debut. Si no es así, deberá llegar a la final, con Tipsarevic eliminado como máximo en los cuartos. Si Tipsarevic fuera semifinalista, Gasquet se enfrentaría directamente con él y solo le valdría ganarle y además llevarse el torneo.

Pese a las difíciles combinaciones, los cuatro tenistas dependen de ellos mismos para estar en Londres.

Nicolás Almagro está luchando, con todas sus fuerzas, por la que sería su primera participación en la Copa de Maestros. El murciano no es amigo del 'indoor', aunque parece que en los últimos torneos ha encontrado el juego adecuado; después de perder en primera ronda tanto en Tokio como en Shanghai, firmó las semifinales en Estocolmo y los cuartos en Valencia. Si las combinaciones que necesita Gasquet son complicadas, las de Almagro lo son más: necesita ser finalista en París y esperar a que Tipsarevic no vaya más allá de los cuartos de final. Si Tipsarevic rebasa esa barrera, 'Nico' tendría que ganar el torneo.

Por complejas que se presenten las combinaciones, hay una verdad indiscutible: cada uno de los cuatro tenistas depende de sí mismo para estar la semana siguiente en la Ciudad del Támesis. Serán días de tensión, esperanza, alegrías y disgustos. Un sueño al alcance de la mano y todo todavía por decidir. Pase lo que pase, ninguno de los guerreros de Londres doblará la rodilla fácilmente. Y es que tienen casta de campeones... y por ello han llegado hasta aquí.

CLASIFICACIÓN: http://es.atpworldtour.com/Rankings/YTD-Singles.aspx