Sharapova choca contra el muro de Radwanska

Agnieszka Radwanska se ha coronado campeona del torneo de Miami tras derrotar por 7-5 y 6-4 a Maria Sharapova. Radwanska jugó cada juego con inteligencia y se mostró muy segura al servicio, mientras que Sharapova regaló a su rival errores en momentos decisivos.

Sharapova choca contra el muro de Radwanska
Radwanska posa con el trofeo de campeona de Miami (Getty Images)

No hay manera. O eso podría estar pensando Maria Sharapova tras perder su cuarta final en Miami y su tercera final de la temporada. La tenista siberiana ha sido la gran protagonista de la final del Sony Ericsson Open de Miami. Suya fue la iniciativa, para bien o para mal, ante una Agnieszka Radwanska que inteligentemente supo prever el previsible juego de su rival y mantenerse sólida en cada punto desde el fondo de pista. La polaca fue una auténtica pared. Dicen que la suerte es para el que la busca, y Aga no solo la buscó, sino que la encontró.

Radwanska, que no cedió un solo juego en todo el partido, logró salvar cada oportunidad de break de Masha durante la primera manga. Los once primeros juegos se saldaron con victoria al saque. Sin embargo, fue la rusa la que menos sufrió para anotarse sus servicios, mientras que Radwanska, a base de pasar golpes y mantener un casillero de errores no forzados en números bajos, sobrevivió hasta colocarse con 6-5 a favor, merced a un inocente revés que Sharapova estrelló en la red y que pudo haber cambiado el curso del partido.

Sacando para forzar el tie break, nuevamente con errores inocentes y decisivos, Sharapova regaló el juego y el set a una Radwanska que parecía prever cada movimiento de su rival. Rentabilizando al máximo sus golpes y su juego, la polaca se puso por delante.

La segunda manga resultó un calco de la primera, con una clara diferencia, y es que Radwanska se vio mucho más segura al servicio y fue la siberiana la que tuvo más dificultades a la hora de solventar los juegos con su saque.

La polaca, con la relajación de haber ganado el primer set, se mostró mucho más convencida de sus posibilidades y no cedió apenas opciones de break a una Sharapova cada vez más nerviosa. Sin embargo, la rusa supo mantener el tipo para mantenerse con opciones de pelear por el segundo set, llegando a estar con 5-4 en contra y sirviendo.

Pero nuevamente los errores llegaron, incluida una doble falta, por lo que Maria dijo adiós a un torneo que se le resiste tras haber perdido la final en cuatro ocasiones. El balance de la rusa en la presente temporada es demoledor: tres finales disputadas, tres finales perdidas. Con la de Miami, la rusa ha perdido una oportunidad inigualable para recortar distancias con Victoria Azarenka, que se mantiene en el número 1.

Por el contrario, Agnieszka Radwanska suma el segundo título de la temporada, tras el conquistado en Dubai, prolongando el exquisito estado de forma en el que se encuentra la tenista de Cracovia.