Roland Garros: Sara Errani no despierta de su sueño

Errani disputará la final de Roland Garros tras eliminar en semifinales a la australianaStosur por 7-5, 1-6 y 6-3. La italiana, que nunca había llegado tan lejos en un Grand Slam, ascenderá al ‘top 10’ del circuito.

Roland Garros: Sara Errani no despierta de su sueño
Sara Errani celebra emocionada su pase a la final (Getty Images).

Sara Errani continúa sin despertar de su sueño parisino. La tenista transalpina, que ya eliminó contra pronóstico a jugadoras de la talla de Kuznetsova o Kerber, se ha plantado en la final de Roland Garros tras vencer en semifinales a la australiana Samantha Stosur, cabeza de serie número 6 y vigente campeona del Abierto de los Estados Unidos, por 7-5, 1-6 y 6-3.

La cabeza de serie número 21 saltó a la pista Suzanne Lenglen después de que la lluvia aplazara el comienzo del encuentro liberada de la presión que sí tenía Stosur por ejercer la condición de favorita. Nuevamente como un reloj, Errani se mostraba muy regular en cada punto. Como si la jugadora desconociera el resultado, sus golpes seguros le llevaron a forzar un número considerable de errores en la cuenta de Stosur.

La primera manga resultó muy igualada. Pero en los últimos juegos, fue Sara la que desequilibró la contienda con un break que inclinó la primera manga del lado de la italiana.

El segundo set resultó totalmente distinto. Sam Stosur salió a pista mucho más agresiva y pronto quebró el saque de su rival para ponerse 2-0. Con ese resultado, Errani dispuso de oportunidad de break que levantó la australiana. Desde entonces, el set se volvió un monólogo de la ‘aussie’, atacando desde dentro de pista, con grandes golpes ganadores y castigando al resto los débiles segundos saques de Sara.

Con 5-0, la transalpina tiró de orgullo para anotarse su primer juego, pero no pudo continuar la remontada. Con 6-1, el tercer y definitivo set dictaría sentencia.

Pero las tornas volvieron a cambiar. De nuevo Sara Errani sacó su lado más combativo para desquiciar a una Stosur que no encontraba continuidad en sus golpes ni en su ritmo de juego. El partido adquirió un cariz favorable a Errani, a la que no le tembló la mano a la hora de cerrar el partido.

En la final, se verá las caras con Maria Sharapova, que estrenará número 1 y buscará completar su Grand Slam en París.