Wimbledon: Lección de ‘la profe’ Radwanska para meterse en la final

Wimbledon: Lección de ‘la profe’ Radwanska para meterse en la final

Agnieszka Radwanska disputará la gran final de Wimbledon tras derrotar a la alemana Angelique Kerber en la primera semifinal, por 6-3 y 6-4. La polaca comenzó con problemas pero terminó controlando a la perfección el partido. Si gana el torneo y Azarenka no pasa la semifinal, Radwanska se convertiría en número uno del ranking WTA.

Agnieszka Radwanska disputará por primera vez en su carrera deportiva una final de Grand Slam. Será en Wimbledon, tras apear en la semifinal de la parte alta del cuadro a la alemana y número 8 del mundo Angelique Kerber, en dos mangas y poco más de una hora, por 6-3 y 6-4.

Radwanska se mostró muy segura al saque e impartió una verdadera lección de saber estar. ‘La Profesora’, como la conocen en el circuito, demostró una inteligencia digna de una veterana, una enorme seguridad en sus golpes y no bajó nunca la concentración. El alto porcentaje de primeros saques de la polaca fue decisivo para disipar cualquier duda. Kerber terminó desesperada y tendente a precipitarse en sus golpes, obsesionada por acabar rápido con unos puntos que, cuando se alargaban, solían caer del lado de la polaca.

El encuentro comenzó muy favorable para Angelique, que jugaba con agresividad, soltura y seguridad. La alemana llegó a disponer de 3-1 a su favor, con break de ventaja, sin embargo la polaca se rehízo con su servicio y aprovechó la primera opción de rotura que tuvo, ante una Kerber muy proclive a arrugarse en los momentos de tensión.

Con 4-3 en contra, la germana no dominó la tensión del momento y cedió su saque para que Radwanska finiquitase la primera manga a continuación, con un juego en blanco al servicio. 5 juegos consecutivos se anotó la de Cracovia para terminar cerrando el set.

La segunda manga comenzó del mismo modo que la primera, con Kerber jugando más suelta y liberada de la tensión de los momentos decisivos. Así fue cómo se anotó el primer juego al servicio, con cuatro buenos golpes ganadores. Sin embargo, Radwanska no se arrugó e igualó la contienda. Con empate a 2, volvió a ser la de Cracovia la encargada de romper la dinámica para quebrar a Kerber.

El resto de juegos resultaron un quiero y no puedo para la alemana, que llegó a disponer de bola de break para igualar el set, pero que no la supo aprovechar. Radwanska rozó el 80% de primeros saques, una estadística que sirvió para no pasar demasiados apuros a la hora de hacer valer el break de ventaja y cerrar el partido con resultado de 6-4.

Kerber volvió a pecar de falta de seguridad y de nerviosismo, al igual que le ocurrió en París ante Sara Errani. Por su parte, Radwanska pareció en todo momento una verdadera veterana, sin transmitir sensación alguna de nervios, controló en todo momento el partido y se convierte en la primera finalista de Wimbledon. En caso de ganar la final a Serena Williams, que disputará su semifinal ante Azarenka, se convertiría el próximo 9 de julio en número uno del mundo.