US Open: tocada por una varita

Serena Williams se dio un nuevo festín en las semifinales del US Open y necesitó poco más de una hora para vapulear a Sara Errani por 6-1 y 6-2. Victoria Azarenka será su rival en la gran final.

US Open: tocada por una varita
Serena Williams en su partido de ayer ante Sara Errani.

Como si de un ejercicio de magia se tratara, Serena Williams manda todos y cada uno de sus golpes a las líneas. A la precisión le une la enorme potencia que solo ella imprime en el circuito. Así, Sara Errani solo pudo comportarse como una espectadora más ante la nueva exhibición de la tenista norteamericana, que se llevo el duelo en una hora y cuatro minutos y por un contundente 6-1 y 6-2. Serena Williams buscará mañana su décimo quinto Grand Slam a la edad de 30 años y con la sensación de estar viviendo uno de sus mejores momentos como profesional.

Errani, primera tenista italiana que disputaba unas semifinales de Grand Slam no pudo hacer nada ante la avalancha de tenis de la menor de las Williams. Tanto al servicio como al resto la favorita número cuatro del torneo se mostró inapelable. Jugó ambos sets con una gran intensidad, repartido a derecha e izquierda, dominando todos y cada uno de los puntos y sin dejar que las defensas de la italiana tuvieran algún efecto.

Serena finalizó el choque con la escalofriante cifra de 38 golpes ganadores, mientras que Sara Errani apenas pudo conectar seis. Un dato perfectamente revelador de lo que fue el partido. Errani, que lo intentó todo en la pista, se mostró resignada ante la poca batalla presentada ante la tenista estadounidense, pero contenta por el gran US Open realizado.

"Soy feliz" exclamaba la ex número uno mundial instantes después de haber cerrado su penúltimo partido en Nueva York. "Es el sueño que tengo al inicio de cada año, el estar en la gran final del Abierto de Estados Unidos y me siento muy ilusionada de haberlo conseguido", destacó Williams. Así de radiante abandonaba Flushing Meadows la reciente finalista del último Grand Slam de la temporada.

Mañana, a la una de la madrugada Serena Williams medirá sus fuerzas ante Victoria Azarenka en un apasionante duelo que ya hemos visto varias veces esta temporada. Especialmente recientes están los dos enfrentamientos que ambas tuvieron en las semifinales de Wimbledon y en la cita olímpica, y en ambos salió vencedora la norteamericana. Así pues, en la gran final de mañana Azarenka tendrá la oportunidad de intentar mejorar ese 9-1 adverso que tiene en el cara a cara frente a Serena Williams. Sea como fuere, se presenta una final apasionante.