WTA Noticias

Azarenka toca el cielo en Australia

Azarenka toca el cielo en Australia

La bielorrusa Victoria Azarenka se convierte en la nueva campeona del Abierto de Australia tras derrotar en la final a la rusa Maria Sharapova por un contundente 6-3 y 6.0. Azarenka releva a Wozniacki en el número 1 del ranking WTA.

Un paseo. Casi con literalidad podríamos designar así la actuación de Victoria Azarenka en la final del Abierto de Australia contra una Maria Sharapova que ha ofrecido una paupérrima imagen en el que, probablemente, haya sido uno de los peores partidos de su carrera deportiva.

Con el 3 a 3 en el cara a cara particular, los estilos parejos y la gran trayectoria que ambas tenistas habían desarrollado a lo largo del Abierto de Australia, Sharapova y Azarenka se dieron cita en una final que se presumía muy igualada. Pero nada más lejos de la realidad.

El comienzo del partido parecía augurar, paradójicamente, una exhibición de la tenista siberiana, que comenzó rompiendo el saque de Vika y anotándose su servicio en blanco. La bielorrusa, que había cometido dos dobles faltas, parecía extremadamente nerviosa y Sharapova muy segura de sí misma, arrollando con golpes demoledores. En el tercer juego, la rusa tuvo un 0-30 a favor que Victoria levantó con grandes golpes en lo que fue sin duda el despertar de la de Minsk.

Desde entonces, el partido tomó otro rumbo, un rumbo que no cambiaría hasta el final. Sharapova fue capaz de ganar su servicio e igualar a 3 juegos en la primera manga. En ese momento, la siberiana desapareció.

Azarenka desterró de sí cualquier atisbo de nerviosismo, se soltó la melena y también el brazo, obligando a Sharapova a jugar más a la defensiva de lo que le habría gustado. La bielorrusa comenzó a mostrarse muy segura y a leer el partido con gran inteligencia, limitándose a provocar los errores de una Sharapova especialmente dadivosa, que casi triplicó en esta faceta las cifras de su rival (30 por 12).

A todo ello, Vika sumó una notable mejoría en los primeros servicios que la lanzaron a la consecución de la primera manga, por 6-3, tras ganar tres juegos consecutivos. El último servicio de la rusa fue el juego decisivo del primer set y la última muestra de resistencia de Masha, que terminó entregándolo tras cometer dos dobles faltas y desaprovechar dos ventajas.

En el segundo set solo hubo una jugadora sobre el azul del Rod Laver Arena, y esa mujer no era otra que Victoria Azarenka, que parecía haber intercambiado su papel de novel con una Sharapova totalmente desesperada y hundida.

Los juegos se fueron sucediendo sin apenas opciones para Sharapova. La rusa, sin espíritu, sin fuerza y sin competitividad alguna fue de más a menos a lo largo del set. Tuvo una bola de rotura con 5-0 en contra, que le hubiera permitido anotarse ‘’el juego del honor’’, pero no la consiguió.

Azarenka cerró el set con un humillante 6 a 0 haciendo gala de una inteligencia y un saber estar impropio de una tenista cuyo mejor resultado en un Gran Slam, hasta el momento, habían sido las semifinales de Wimbledon 2011.

Juego, set, partido y campeonato para Vika, que no tardó en soltar los nervios acumulados celebrando con efusividad su gran gesta. Una hazaña que le permitirá escribir su nombre con letras de fuego en la historia del deporte rey de la raqueta.

Joven, pero muy ambiciosa. Así es Victoria Azarenka que se convierte, a su vez, en la nueva reina del tenis femenino mundial, relevando a la danesa Carolina Wozniacki, que desciende hasta la cuarta posición.

Comienza la ‘Era Azarenka’