Nacho Cotino: “Soy un privilegiado. He sido feliz trabajando”

Nacho Cotino: “Soy un privilegiado. He sido feliz trabajando”

En esta primera edición el protagonista de la sección de entrevistas de VAVEL Magazine es Nacho Cotino. Nacho, valenciano nacido a finales de la década de los 60, es uno de los periodistas deportivos más conocidos de la Comunidad Valenciana; actualmente es jefe de contenidos de Canal 9 (la televisión autonómica valenciana) y colabora siempre que puede en las tertulias de Ràdio Nou; pero en épocas anteriores trabajó en la Cadena Cope o en Onda Cero Radio. Sin lugar a duda, este valenciano que lleva siguiendo a 'su' Valencia casi desde el principio de su carrera es un claro ejemplo de que se puede disfrutar, y mucho, con tu trabajo.

"Nacho Cotino, por Alejandro Arjona" es una entrevista de VAVEL Magazine. Puedes leer la revista completa pulsando aquí.

Cuéntanos quién eres Nacho.
Un periodista que no lo es porque nunca se tituló pero lleva ejerciendo 24 años y se siente ‘reportero’  de pies a cabeza, un privilegiado porque ha sido feliz trabajando y conociendo un montón de ciudades del Mundo que jamás hubiese podido conocer que cada vez ve con mayor incertidumbre una profesión que no pasa por su mejor momento.
 
¿Por qué y cuando te decidiste dedicar al periodismo deportivo? ¿Siempre has querido ser periodista deportivo?
Lo he contado varias veces. Me gusta mucho el fútbol desde que era pequeñito y desperté a aquella realidad cuando Mario Kempes llegó al Valencia. En aquellos tiempos era campeón comiendo ‘donuts’ a la hora del recreo y un torpe con la pelota en los pies, no había Play Station ni nada parecido y pasaba la tarde de los domingos escuchando el fútbol en la radio. Me cautivó siendo un ‘nano’ la mordacidad del periodismo de José María García que ,en aquel entonces, denunciaba la improcedencia de una gira el verano previo al Mundial de Argentina 78 que había montado la RFEF y tuve muy claro que ese era el camino que yo quería seguir. Pasaron los años y conseguí el objetivo, trabajé 10 años en el equipo de García hasta su marcha en 2003, esa fue mi Facultad de Periodismo con sus imperfecciones y sus virtudes.
 
¿Das las gracias a alguna persona en especial por el apoyo que te han dado animándote a "cumplir tu sueño"?
No necesité que nadie me animase pero sí tuve siempre el apoyo de mi familia, algo fundamental para aceptar una vida tan ajetreada…
 
¿En qué medio has disfrutado más? ¿Prefieres la radio o la televisión?
He disfrutado muchísimo en la radio pero fundamentalmente por ser el medio en el que más tiempo he trabajado y porque me encanta el reporterismo, especialidad que alcanza su mayor expresión en un medio tan directo e instantáneo como es la radio. Soy radioadicto y me sigue fascinando su agilidad pero me gusta tanto o más la vertiente de ‘comunicador’ como la puramente periodística y la capacidad de comunicación de la televisión es aplastante; la repercusión que tiene todo lo que hacemos en la tele multiplica por mucho lo que podemos conseguir en la radio.
 
Si no recuerdo mal, empezaste con 18 años en Antena 3 radio; si hubieras nacido en el 85 ¿crees que a día de hoy, que supuestamente, tendrías 25 años, tendrías trabajo? ¿Crees que tu carrera hubiera estado condicionada?
Posiblemente no tendría trabajo porque en este país es más fácil no tener trabajo que tenerlo y porque son muchos más los periodistas que llegan desde la Universidad al mercado laboral que los puestos de trabajo que se van creando, algo que sucede en cualquier profesión pero es más acusado si cabe en el periodismo. Pero no es una cuestión de haber nacido en 1985 o, como en mi caso, en 1968. Hay muchos periodistas de mi generación desempleados y yo mismo si no estuviese a gusto donde estoy y desease cambiar de aires o si TVV decidiese prescindir de mi es muy posible que no tuviese dónde ir. La cosa está francamente mal.
 
¿Cuál o cuáles han sido los mejores momentos a lo largo de tu carrera? 
La verdad es que ha habido bastantes… afortunadamente. La sensación de verte retransmitiendo una final de la Champions o la  final de un Mundial es verdaderamente gratificante. Yo he tenido la inmensa suerte de  de hacer tres finales de Champions (dos en radio y una en televisión), la final de la UEFA de Goteborg y de retransmitir la final del Mundial 2002en el Estadio Internacional de Yokohama, son todos momentos fascinantes pero me encanta el ambiente de las finales de Copa del Rey y también he tenido la posibilidad de estar en varias. La del estadio de La Cartuja para mí fue fantástico, yo estaba en un momento personal y profesional muy bueno. Además el Valencia volvía 30 años después a conseguir un título importante. Quizá sea el momento que con mayor intensidad recuerdo.
 
¿Cómo viviste la primera conexión que hiciste delante de la cámara? ¿Aún te pones nervioso delante de ella?
Ante la cámara yo he tenido varias experiencias diferentes: la primera hace 13 años cuando me hice cargo del primer programa de deportes de una televisión local en la desaparecida Valencia TeVe y otra, mucho más reciente, cuando me incorporé a Canal 9; recuerdo las primeras intervenciones como recuerdo la primera que hice en radio y lo hago con la tensión que viví en aquellos instantes. Me ponía y me pongo nervioso, ¡claro! , sería un mal síntoma no hacerlo porque entiendo que nuestro trabajo requiere de una gran dosis de responsabilidad y si bien es cierto que no puedes estar como un flan a la hora de hacerlo tampoco sería bueno que desapareciese es ‘gusanillo’ que te recuerda que lo que estás haciendo es muy importante porque hay mucha gente siguiéndolo.
 
Cuéntanos alguna anécdota que siempre recordarás. ¿Se viven más anécdotas fuera de España?
Han sido muchas... recuerdo cuando en los campos de fútbol se podía hacer reporterismo de verdad –algo totalmente imposible hoy en día- que García me insta en ante a que tenemos que tener en antena ¡inmediatamente! al árbitro que acababa de pitar en Mestalla. Allá que voy yo al vestuario de los árbitros, llamo a la puerta y me sale el juez de línea , le cuento la urgencia del asunto y acabo entrando dentro del vestuario y entrevistando al árbitro en cuestión ‘totalmente desnudo’… Fuera de España me sucedió algo sorprendente en el campo del Shinik Yaroslavl en Rusia: en el partido había cientos de policías armados hasta los dientes y yo tenía unos cuantos justo delante de mi cabina, uno de ellos muy jovencito  pasó toda la primera parte del partido intercambiando caricias y fluidos con una joven que se unió al contingente policial y… llegado el descanso decidieron abandonar la zona. Aquel llevaba una especie de fusil – ametralladora más que intimidatorio que no dudó en depositar dentro de mi cabina radiofónica haciéndome una mueca que entendí como: `me voy un momento… ¿me lo vigilas?’ … de forma que dejó allí el ‘regalo’ y se marchó. Por suerte regresó a los pocos minutos y me liberó de tan pesada carga…
 
¿Has hecho muchos amigos en tu trabajo? ¿Con qué futbolistas y periodistas guardas una buena relación?
Sí, algunos de mis mejores amigos pertenecen al entorno ‘futbolero’... es inevitable porque convives muchas horas y muchos días con ellos. Ahora viajo bastante menos pero ha pasado más de 15 años de aeropuerto en aeropuerto y acabas compartiendo esperas., comidas, cenas, copas con compañeros que terminan convirtiéndose en tu segunda familia. Es lógico.
Hablar de futbolistas es algo más comprometido porque cualquiera que lea esta entrevista pueda interpretar que conseguiste esta o aquella noticia porque tienes amistad con determinado jugador… en cuanto a periodistas os puedo contar que tengo muy buenos amigos en esto: Chente Oliver, Manolo Más, Eduardo Esteve, José Luís Alonso, Sergio Aspas, Vicente Ordaz, Víctor Lluch, Ladis García… etc, por encima de todos Josep Rovira y Toni Cabot que no forman parte de mi ‘segunda familia’  sino prácticamente de la primera.
 
¿Tienes alguna espina clavada? ¿Te queda algo por hacer en el mundo del periodismo que tenías en mente o que te hubiera gustado hacer desde hace tiempo pero aún no has tenido la ocasión de ello?
Hubo un momento de mi trayectoria en el que me propusieron dejar Valencia y marchar a Madrid para trabajar en la redacción central de la COPE; en aquel momento dudé mucho y decidí quedarme en Valencia y me he preguntado en muchas ocasiones si hice lo correcto. Me encanta vivir aquí y por eso me quedé pero donde se cuecen las grandes oportunidades de los medios a nivel nacional es en Madrid y eso me hace dudar muchas veces si hice lo correcto…. En cuanto a lo que me queda por hacer… me queda TODO y tengo muchas cosas en mente pero el panorama mediático está muy complicado…                                                  
 
Pasemos a hablar del "momento de forma" del periodismo deportivo.
PREOCUPANTE. Del periodismo deportivo que yo conocí al de la actualidad han cambiado muchísimas cosas y no todas en sentido positivo. La profesionalización del los Clubes de Fútbol y la enorme demanda de información por parte de los medios ha creado una relación entre ambos más empresarial que periodística. Antiguamente el contacto directo entre el periodista y las fuentes mantenía vivo el espíritu periodístico. Hoy en día la información y el acceso a la mayoría de las fuentes lo administran los gabinetes de comunicación de los clubes utilizando el acceso a los protagonistas como premio si te ‘portas bien’ o dificultándolo si te ‘portas mal’. En ocasiones la cuestión es todavía más grave porque las empresas periodísticas tienen intereses comerciales con los clubes y se llega a pactar la línea editorial de un medio en concreto desprotegiendo al periodista.
 
¿Crees que un medio de comunicación puede llegar a influir en la planificación directiva de un club? Como ejemplo podemos tener el "linchamiento" al que fue sometido el, en aquel entonces, entrenador del Real Madrid, Manuel Pellegrini desde el Diario Marca.
Totalmente. Y eso entiendo que es una ‘contaminación’ del mundo del fútbol aunque creo que sucede también en el circo político. Clubes, dirigentes y medios de comunicación se retroalimentan y la ‘verdad publicada’ tiene más fuerza que la ‘verdad con mayúsculas’. Es lo que hay…
 
¿Crees que el periodismo deportivo está convirtiéndose en un arma con la que tan sólo se busca beneficio económico dejando de lado la información objetiva? ¿Tú qué piensas acerca de "ese" periodismo?
La Industria de la Comunicación, como cualquier industria, vive para el negocio. Eso es como es y no tiene vuelta de hoja y abrir un debate acerca de qué es exactamente ‘información objetiva’ sería interminable porque incluso la objetividad es subjetiva. Sí entiendo que sería aconsejable buscar un mayor equilibrio en ese sentido pero es verdaderamente difícil porque al director del periódico su consejo de administración le exige ventas, y al de una televisión o una radio le exige audiencias. Este circo está montado así y dudo muchísimo que cambie algún día.
 
¿Qué opinión te merece el director de Marca Eduardo Inda y su oleada de periodistas del estilo Miguel Serrano o Roberto Gómez?
Cada uno tiene su método para vender periódicos y yo los respeto todos. No puedo profundizar mucho en el caso Inda porque, sinceramente, no lo sigo. Leo MARCA como leo toda la prensa deportiva pero las opiniones particulares de Eduardo Inda –como muchas otras- no me interesa …  Sobre esa oleada  hay que hacer algún matiz: somos muchos medios de comunicación con muchas páginas y horas que completar y la información deportiva es la que es; de manera que se recurre a tertulias para estirar ese ‘chicle’ informativo y la presencia de contertulios ‘guerreros’ es habitual y lógica.  Roberto Gómez se mueve como pez en el agua en esa situación porque ha sabido interpretar su propio personaje pero no es fruto de una oleada, Roberto es un periodista de raza con muchos tiros pegados y recibidos en su trayectoria profesional que se ha adaptado a los tiempos que corren.
 
¿Y el programa de Intereconomía Punto Pelota dirigido por Pedrerol?
Me parece un buen producto televisivo. Un programa ubicado en una franja horaria determinada absolutamente acertado en el nuevo panorama televisivo desde la implantación de la TDT y va un poco en la línea de la que hablábamos ‘estirar el chicle’. Un formato muy acertado para una cadena de televisión emergente cuyo éxito reside en un debate caliente con un guardia urbano perfecto  para ello: Pedrerol  transmite con muy buen resultado la imagen del domador de fieras con el que se solidariza fácilmente quien está fuera de la jaula… me recuerda a la época de Ximo Rovira en Tómbola. No lo veo mucho porque hay que dormir pero creo que está bien hecho con independencia de las opiniones que se vierten noche tras noche…
 
¿Y cuál es tu opinión acerca del blog "La Libreta de Van Gaal"? ¿Crees que era necesario que apareciera un portal de este estilo en la red?
Me parece perfecto. Hay un proverbio, creo que árabe, que lo ilustra muy gráficamente: ‘si tienes la lengua larga conviene que tengas el lomo duro’… sólo faltaría que quienes nos dedicamos continuamente a exhibir opiniones no estuviéramos expuestos a la crítica.
 
Hablando de periodismo deportivo, ¿qué lectura nos recomiendas? ¿Cuáles son los periodistas deportivos que consideras de mejor calidad?
No está bien que me obligues a mojarme en esto... Soy más lector de información que de opinión. Me gusta crearme mis propias opiniones como consecuencia de la información recibida y no entiendo el proceso al contrario. En ese sentido recomiendo la lectura de TODO. Por ejemplo me gusta, y actualmente con Internet es muy fácil, leer las crónicas cruzadas. EJ: Si ha jugado el Valencia contar el Rácing leo las crónicas de  SUPER, Levante, etc pero también leo las crónicas de Cantabria para comprobar distintos puntos de vista.  De los ‘opinadores’ valencianos lo leo todo porque creo que es mi deber y en algunos casos lo hago con más devoción y en otros con menos. De los de fuera de la ‘terreta’ me gusta mucho la aportación de David Gistau en El Mundo.    
 
¿Qué opinas de las actitudes de Guardiola o Mourinho en rueda de prensa? ¿Crees que de esa manera protegen a sus jugadores?
Son dos monstruos mediáticos por las entidades que representan y por ellos mismos. Cada uno con su estilo han conseguido ser referentes casi únicos de sus Clubes de fútbol descargando así a sus respectivos presidentes del peso permanente del ‘candelero’ y convirtiéndose en el para rayos para sus jugadores. Son como el poli bueno y el malo y, además, dos enormes entrenadores.
 
Ahora cuéntanos un poco del Valencia ¿Cuál es el mejor Valencia que has visto? ¿Con qué títulos has disfrutado más? 
Obviamente el Valencia más contundente que la gente de mi generación ha podido ver fue el del triplete. Inolvidable aquel final de temporada con la Liga conseguida en Sevilla y la UEFA de Goteborg. Aquel Valencia mostró una convicción contagiosa que, en gran parte, emanaba de Rafa Benítez y que le llevó a convertirse en el equipo europeo más redondo junto con el Oporto de Mourinho que ganó aquel año la Copa de Europa. En cualquier caso y sin restar mérito alguno a los integrantes de aquella gesta entiendo que aquello fue la evolución y perfeccionamiento de un equipo muy solvente que se empezó a construir con Claudio Ranieri y que ganó solidez con Héctor Cúper. El italiano tuvo su premio puesto que consiguió la Copa del 99 – el título que yo, particularmente, con más cariño recuerdo-, Cúper , que hizo un trabajo soberbio en el Valencia, pasará a la historia  por haber perdido dos finales de Champions pero el tiempo acaba poniendo a cada uno en su sitio y habrá que elogiar a quien consiguió llevar al Valencia a dos finales de Champions de forma consecutiva. Creo que sin aquellos cimientos no se hubiese llegado a los triunfos posteriores.
 
¿Con que opciones ves al Valencia este año? 
Creo que las victorias iniciales nos hicieron a todos minimizar la importancia la los jugadores que se habían marchado y, muy alegremente, echamos al baúl del olvido a futbolistas que han otorgado grandes alegrías al valencianismo. De repente enterramos las estadísticas con el bagaje goleador de Villa, la clarividencia futbolística de Silva quedó difuminada y pasó a segundo plano la intachable trayectoria de uno de los mejores jugadores de la historia valencianista: Rubén Baraja.
Conforme ha ido avanzando la temporada, aunque todavía estamos empezando, se ha ido viendo la realidad del equipo: una buena plantilla con limitaciones con un laborioso entrenador al mando con limitaciones.
 
¿Qué opinas de nuevos medios de comunicación como Vavel.com? Veo muy bien cualquier iniciativa periodística en la red. Me gusta Vavel.
 
"Nacho Cotino, por Alejandro Arjona" es una entrevista de VAVEL Magazine. Puedes leer la revista completa pulsando aquí.