La afición del FC Porto sufre

El título es puro engaño. La afición del FC Porto está igual de feliz que durante la etapa de José Mourinho. En sus ojos se ve felicidad y esperanza. Pero sus peñas (o casas como llaman en Portugal) están sufriendo continuos ataques durante toda esta época, algunas incluso repetidas. Todo un acto de vandalismo que seguro que está ligado a la envidia que corroen a los rivales por ver a sus enemigos tan alegres.

La afición del FC Porto sufre
Foto de una parte de la afición del Estádio do Dragão

Hoy se ha publicado la noticia en el diario deportivo portugués “A Bola” que una casa (o peña) de aficionados del FC Porto en Alemania ha sido incendiada. Sería un acto que podría entrar dentro de la normalidad si fuese aislado pero no hace falta irse muy lejos en el tiempo para ver que es “una caza de brujas” contra los portistas. Este sábado en Coímbra se produjo la celebración de la final de la Bwin Cup que enfrentaban a SL Benfica y Paços Ferreira. Los “encarnados” o “águilas” ganaron con algo de sufrimiento su tercera copa consecutiva y el Paços Ferreira volvió a acabar finalista de alguna copa portuguesa.

En esa ciudad preciosa, que yo he estado, una de las casas de aficionados del FC Porto fue protagonista de actos de vandalismo. En Lisboa otra tuvo que sofocar durante varias veces repetidas los ataques de los violentos. Y así durante todo el año. Parece ser que los aficionados del SL Benfica prefieren tomarla con las peñas de un equipo, que es acérrimo rival histórico, que le ha conseguido ganar siempre durante esta época (Liga, Copa y Supercopa) e incluso con goleadas que le han valido para proclamarse campeón de liga prematuramente en Da Luz, el campo del SL Benfica. Y todos estos clásicos portugueses no acaban aquí porque puede que se vean las caras en Dublín jugándose ser los campeones de la UEFA Europa League 2010/2011 aunque yo llevo abogando desde Septiembre por una final FC Porto – SC Braga y cada día está más cerca. Retomando los ataques a las peñas del FC Porto creo que estos violentos, en caso de ser aficionados del SL Benfica, deberían de protestar contra su equipo que es el verdadero culpable de la situación que atraviesa.

Esta historia me sirve para sacar una conclusión generalizada y es que la violencia y el fútbol no deben casar nunca. El fútbol es fútbol, a secas, sin sumarle nada más que lo que conlleva que es espectáculo, diversión, felicidad y otras veces dolor y tristeza. La política, los intereses económicos, la violencia… todos esos ámbitos deben quedar fuera pues pienso que el fútbol ha sido, debe y será siempre algo perteneciente al público con lo que no se debe jugar.

Martin Luther King soñaba con la igualdad entre colores, razas, etnias... entre la gente digamos. Yo también sueño por eso pero como gran amante del fútbol y afortunado que soy por poder escribir aquí debo decir públicamente que yo sueño con un fútbol que sea eso: solo fútbol y nada más.