Cómo ser un buen pasajero en moto

Uno de los encantos de conducir una moto es poder compartir esas sensaciones con tu acompañante.

Cómo ser un buen pasajero en moto
Conductor y pasajero. Foto: Arantza Barrena

Compartir sensaciones, he ahí la cuestión. Puedes intentar transmitirlas, contarlas de una manera o de otra, pero seguro que quien te escucha no las entiende si no las ha vivido también. Sean de la índole que sean.

Uno de los encantos de conducir una moto es poder compartir esas sensaciones con tu acompañante. Sobre todo si sabes que disfruta tanto o más que tú. 

Pero toda esta magia puede desaparecer si no tienes en cuenta una serie de consejos.

Incluso un piloto experimentado la primera vez que circula con pasajero lo nota. Y es que la moto no se comporta igual sola que acompañada.  Los pesos y los tiempos de respuesta varían.

Si a esto le añades un pasajero inexperto la combinación ya no puede ser peor. No me chilles que no te veo. Algo parecido. 

Consejos para el pasajero en moto

Un buen pasajero no se nota siquiera que vas detrás.

Siéntate cerca del piloto para no perder el centro de gravedad. Cerca no significa encima, no cargues tu peso encima suyo. 

Carga el peso en los pies. Presiona tus rodillas, piernas contra sus caderas, mantén los abdominales firmes, te sujetarán las lumbares y cuando acelere seguirás en tu sitio.  ¿Y las manos? Puedes colocarlas encima de tus rodillas, en su cintura, en las asas (si la moto tiene, a mí no me gusta), nunca en sus hombros. En una deportiva deberás apoyarlas en el depósito de gasolina la mayoría del trayecto. Incomodísimo por cierto.

Para que los cascos no se choquen constantemente en frenazos y acelerones ladea tu cabeza, mejor que un casco justo detrás del otro, te permitirá ver la carretera y podrás anticiparte a cualquier imprevisto.

Debes ser su sombra, no hagas movimientos bruscos y acompaña siempre los suyos. Vete relajado, la tensión de tu cuerpo se refleja más de lo que crees, sobre todo al entrar y salir de una curva.

Si sientes miedo avisa al piloto para que pare con una señal. Antes de subir a la moto sería bueno que acordases una para ello, una palmadita (puñetazos no) en la espalda por ejemplo.  No le chilles porque no te oye nada.

Estás igual de expuesto que el piloto y debes ir igual de protegido. Usa el equipamiento adecuado, como si fueses a caerte porque puedes hacerlo.

Vestirme para la ocasión. Chaqueta, guantes, pantalones, botas y casco. Conducir y que me lleven.