La Vuelta 2009 a examen

La ronda española se presentaba con una participacion de lujo y un recorrido exigente, pero la decepcion y aburrimiento han ganado la batalla al entusiasmo y a las ganas de los ciclistas.

La Vuelta 2009 a examen
La Vuelta 2009 a examen

Hace ya unos pocos días que acabo la Vuelta a España y la verdad, tengo la sensación que nos han vendido una Vuelta muy mala tanto en recorrido, y por desgracia, en cuanto a disposición por parte de los corredores.

Para empezar, el diseño de esta Vuelta a priori prometía, ya que tanto la subida a Aitana, Xorret de Catí, Velefique, Sierra Nevada o La Pandera prometía mucho, pero se ha demostrado que salvo momentos muy puntuales, el ciclismo de antaño, el de ataques desde lejos donde la premisa era "ganar o reventar" se transformado mas bien en un "aguantar y no perder". 

El espectáculo, por llamarlo de alguna manera, que nos han brindado los corredores ha sido lamentable, convirtiendo esta Vuelta en un autentico aburrimiento, al igual que ha pasado con el Tour o el Giro de este año, lo que debería hacer pensar a muchos, por ejemplo, sobre lo beneficioso del pinganillo y las bonifaciones en meta. Ataques a 3 Kms de meta, son simplemente deleznables, pero por otro lado comprensibles habiendo bonificación en línea de meta, cosa que hace que un corredor ataque luchando por la bonificación en vez de buscar la misma ganancia en tiempo atacando desde lejos, lo que convierte al 99% de los corredores en muy conservadores. El único que de verdad atacaba desde lejos era Damiano Cúnego (Lampre), el cual simplemente buscaba las victorias de etapa y una buena preparación de cara al Mundial de Mendrisio del próximo domingo. 

Por otro lado, no quisiera dejar pasar la ocasión para hacer notar que la Vuelta, probablemente, se ha decidido en un pinchazo y una caída. El pinchazo de Cadel Evans coronando el durísimo Monachil y el posterior esperpento del coche neutro, hizo que perdiera un minuto vital para sus aspiraciones, cuando hasta ese momento estaba a apenas 8 segundos de Valverde. Sin duda, ahí Cadel Evans perdió la Vuelta y Valverde uno de sus mas duros rivales. 

Tampoco podemos olvidarnos de Robert Gesink del Rabobank, creo que el único que de verdad lo ha intentado en la montaña, aunque eso si, atacando siempre a 2-3 Kms por las bonificaciones, pero al menos es de los pocos que lo intentó y que hasta su caída a falta de dos etapas, se estaba destapando como el rival mas duro del corredor murciano Alejandro Valverde. Mencionar también a Ezequiel Mosquera (Xacobeo), otro ciclista que en la montaña era un querer y no poder, pero al menos si que lo intento. 

No conviene dejar de analizar con detalle la Vuelta de Ivan Basso (Liquigas), que después de sus casi dos años de sanción por la implicación en la Operación Puerto, ha vuelto con muchas ganas, y por tanto en este su "primer año", conseguir un cuarto puesto tanto en Giro como en la Vuelta tiene mucho merito, ojo con el para la próxima temporada, ya que su cuerpo volverá a estar acostumbrado a los esfuerzos y junto con su magnifico gregario, el polaco Smyzd, puede hacer auténticos destrozos. Sin dudarlo, mi favorito numero uno para ganar el Giro de la temporada que viene y ojala, que dispute el Tour, ya que ver a Contador, Armstrong, Andy Schleck y Basso, a los cuatro en plena forma, pueden ofrecer un espectáculo deportivo memorable. 

Por lo demás, poca cosa destacable. Samuel Sanchez (Euskaltel), pese a su segundo puesto en la general, ha pasado sin pena ni gloria por la Vuelta, nunca se le ha visto superior a Valverde, lo que dice mucho del bajo nivel de este Vuelta. 

Respecto a Alejandro Valverde hay muchas cosas que decir, la más importante, es que ha hecho la Vuelta de su vida, ya que el recorrido como se ha demostrado, no era nada del otro mundo. Rivales ha tenido pocos, por no decir ninguno. Lo que si hay que destacar es que ha madurado como ciclista, ya que nos tenia acostumbrado a derrochar fuerzas en etapas de transición en busca de etapas que luego a la postre le pasaban facturas. Y segundo, el momento critico de La Pandera, supo mantener la cabeza fría, cualquier otro, en la mayoría de los casos se habría hundido del todo, pero supo aguantar, rehacerse y resurgir, cosa que pocos pueden hacer. 

Del resto poca cosa, si acaso destacar a dos equipos, el Vacansoleil y el Columbia High Road, Los primeros, sin duda alguna, el equipo mas combativo de la Vuelta, mientras que los segundos, el Columbia High Road, que se presentaba en línea de salida sin Mark Cavendish, pero con André Greipel, que ha ganado en 4 etapas, demostrando que este equipo es el mejor del mundo preparando los sprints, cosa fácil por otro lado si además, este equipo cuenta en sus filas con los mejores sprinters. 

En definitiva, una Vuelta para olvidar.