Cobreloa derrotó como visita por 3-2 a Colo-Colo

En un Estadio Monumental con más de 36 mil espectadores, los albos no supieron sacar ventajas como local y cayeron en el epílogo ante los dirigidos por Nelson Acosta. Nicolás Trecco fue determinante en el triunfo loíno y se alzó como la figura del cotejo válido por la semifinal de ida del Torneo de Clausura.

Cobreloa derrotó como visita por 3-2 a Colo-Colo
Los loínos sacaron una importante ventaja de cara a la revancha
Colo-Colo
2
3
Cobreloa
Colo-Colo: Francisco Prieto; Christian Vilches, Nelson Cabrera, Andrés Scotti (Luis Mena, 72'); José Pedro Fuenzalida, Álvaro Ormeño, Osmar Molinas (Boris Rieloff, 53'), Marco Medel, Rodrigo Millar; Esteban Paredes, Roberto Gutiérrez (Carlos Muñoz, 57')
Cobreloa: Nicolás Peric; Cristián Rojas, Cristián Suárez, Sebastián Roco, Andrés Oroz; Pedro Vera, Felipe Rojas (Carlos Gómez, 77'), Bryan Cortés, Hugo Lusardi; Javier Elizondo (Sebastián Zúñiga, 86'), Nicolás Trecco
MARCADOR: 1-0 José Pedro Fuenzalida (19'), 1-1 Javier Elizondo (22'), 1-2 Sebastián Roco (60'), 2-2 Esteban Paredes (88'), 2-3 Nicolás Tecco (93')
ÁRBITRO: Jorge Osorio
INCIDENCIAS: Estadio Moumental: 36 mil espectadores.

Cobreloa es el único equipo chileno que tiene números positivos en sus duelos con Colo-Colo. En 88 partidos jugados, los loínos tienen 33 contra los 28 de los albos. Sin embargo en instancias de Play-Off, nuevamente los de Macul tomaban la ventaja.  Por tanto se esperaba un cotejo muy disputado, sobretodo si se considera que ambos chocaban por el primer encuentro de las semifinales del Torneo de Clausura chileno.

Tras el pitazo inicial de Jorge Osorio, los caciques realizaron la misma faceta mostrada ante La Serena: mucha presión a la defensa contraria y búsqueda constante a Esteban Paredes y Roberto Gutiérrez. La movilidad de ambos, principalmente el “Pájaro”, más el aporte de Medel y Ormeño permitieron imprimirle mayor dinámica a la ofensiva colo-colina. Sin embargo, la dependencia del nivel en que se muestre Rodrigo Millar y una defensa poco pulcra, limitan su regularidad dentro del partido.  Cobreloa jugaba como acostumbra a plantear los encuentros Nelson Acosta, con seis jugadores tras el balón y mucha movilidad de Trecco, Lusardi y Elizondo.

Todas los goles y jugadas más peligrosas estuvieron caracterizadas por la individualidad más que por una idea de juego en ambos conjuntos.  A los 19´, tras corner, José Pedro Fuenzalida clava un remate al ángulo, imposible de atajar para Nicolás Peric. La reacción de los foráneos no tardaría en llegar. A los 22´, Nicolás Trecco comienza a esquivar rivales desde mitad de cancha y habilita al ex-acerero Javier Elizondo, quien define de manera notable ante la salida de Francisco Prieto. Era el empate en el Monumental.

Ya comenzado el segundo tiempo, Cobreloa mostró mayor presión a los mediocampistas contrarios que terminó en gol de los visitantes. A los 61´ Elizondo roba a Millar, quien le comente falta. Tras el saque, Sebastián Roco aprovecha las dudas de la zaga alba y anotó la ventaja del cuadro naranjo. Tras el gol de Roco, el partido ganó en intensidad. La búsqueda del ansiado empate por parte de los locales permitía los veloces contraataques del conjunto del norte.  Esteban Paredes y Nicolás Trecco se convertían en los mejores jugadores de ambos equipos.   A los 64´ de volea y 71´ de cabeza, el argentino estuvo a punto a aumentar la cifra.   Por el lado colocolino,  a los 72´ y 82´con sendos disparos, el ex Universidad de Concepción reflejaba su insistencia por anotar.  Y tendría su premio en el minuto 88, cuando tras habilitación de Carlos Muñoz, el delantero remataría con zurda cruzada ante la portería visitante.  El empate provocó la euforia de toda la parcialidad cacique.

Sin embargo, cuando el cotejo expiraba, Nicolás Trecco dejaría en silencio a todo el estadio. En el minuto 93, comenzó a eludir a la inexpresiva defensa de los albos y con un derechazo perfecto clavó el balón al ángulo de Prieto. Era el triunfo loíno coronado con una gran anotación.

Partido entretenido, pero desordenado. Colo-Colo comenzó de forma dinámica y se desinfló debido a su irregularidad, bajo nivel en defensa y nula idea futbolística por parte de su técnico Ivo Basay. La visita Cobreloa fue más inteligente, se agrupó de mejor manera ante los ataques de los albos, y supo finiquitar las oportunidades merced de sus individualidades como Javier Elizondo o Trecco.  Este martes en Calama, desde las 18 hrs de Chile,  los loínos esperarán hacer notar su paternidad histórica ante los caciques y con su gente.