El seleccionado de básquet debutó con una clara victoria frente a Lituania

El equipo argentino de básquet tuvo un sólido debut en los juegos olímpicos, y ante un rival muy complicado. Basado en un gran trabajo de Ginóbili, Scola y Delfino, el seleccionado nacional se impuso claramente a Lituania por 102 a 79 en la apertura de los juegos y le demuestra a todos que puede soñar en grande.

El seleccionado de básquet debutó con una clara victoria frente a Lituania
El seleccionado de básquet debutó con una clara victoria frente a Lituania

En el primer cuarto Argentina comenzó concentrada y bien enfocada en el partido, evitando sufrir otro mal comienzo, tal como le venía sucediendo en los últimos amistosos de preparación para este debut olímpico.

Basada principalmente en la dupla Ginóbili-Scola, Argentina se adueñó de la iniciativa en los primeros minutos y tomó ventaja en el marcador. Las dos mayores estrellas del seleccionado se conectaron en varias ocasiones para generar juego y aportar un buen caudal de puntos en ofensiva. Sin embargo Lituania pudo mantenerse a tiro en el tanteador e igualó las acciones acercándose al final del cuarto, que finalizó a favor de Argentina por la mínima diferencia, 24 a 23. El partido era equilibrado, tenía gran ritmo y era muy entretenido.

En el segundo cuarto llegó el importante aporte de Delfino con sus tiros de larga distancia. Conectando 4 triples y con un alto porcentaje de tiros de campo, contribuyó a que el seleccionado nacional pudiese extender su ventaja con el correr de los minutos. Scola y Ginóbili seguían cumpliendo con creces y la ventaja se comenzaba a ampliar. La misma llegó a ser de 14 puntos promediando el cuarto, el cual terminó con un parcial de 27 a 16 y dejó el marcador 51 a 39 en el entretiempo.

Ya en el tercer cuarto Delfino seguía con la mano caliente convirtiendo casi todo lo que tiraba, Lituania perdía más pelotas de las que debía y el partido ya comenzaba a tomar su curso definitivo. A mediados del cuarto la selección logró sacar 20 puntos de ventaja, los cuales se encargaría luego de mantener e incluso incrementar. Cabe remarcar un buen debut olímpico de Facundo Campazzo, jugador más valioso de las finales de la Liga Nacional, quien debió reemplazar a un golpeado Prigioni y respondió con una destacable labor.

Lituania buscaba mantenerse en partido basada principalmente en el aporte ofensivo de Kleiza, su máximo anotador de la noche. Pero a esta altura el desempeño colectivo de Argentina superaba ampliamente al del seleccionado báltico. El cuarto terminaría con un parcial de 27 a 22 a favor del seleccionado nacional, dejando el marcador en un claro 78 a 61.

Las cosas no cambiaron en el último parcial. Argentina defendió muy bien la ventaja que había conseguido, hizo circular con criterio la pelota y así redondeó un trabajo muy sólido y con momentos de brillantez. Ginóbili, con 21 puntos y un enorme desempeño en cuanto a la elaboración de juego, Delfino con 20 y Luis Scola con 32, máximo anotador de la noche, fueron los jugadores más destacados del conjunto nacional.

Un gran debut del equipo de Julio Lamas, que nunca perdió la concentración, fue creciendo paulatinamente y justificó ampliamente la diferencia final. Fue victoria 102 a 79 para comenzar con el pie derecho los juegos olímpicos y, por qué no, soñar con algo grande de cara al futuro en esta competición.