Básquet: sin hazaña, Argentina irá por el bronce

Básquet: sin hazaña, Argentina irá por el bronce

En la tercera semifinal consecutiva de un Juego Olímpico, la selección de Julio Lamas no pudo ganarle al Dream Team que se impuso por 109 a 83 y ahora irá por el bronce frente a Rusia.

La personalidad y el carácter de la Argentina para enfrentar al mejor equipo de básquet del mundo no fue suficiente para pasar a la instancia final de los Juegos Olímpicos. El equipo de Lamas le hizo un gran primer cuarto al Dream Team, que defendió su aro de las jugadas equilibradas de Nocioni y Scola, y tuvo que soportar a un Manu Ginobili inspirado que le hizo pases de primera a Juan Gutiérrez. En el North Greenwich Arena de Londres se fueron los primeros diez minutos con un 24 a 19 a favor de Estados Unidos que tuvo a un Durant muy habilidoso en una noche de precisión para las anotaciones.

Delfino y Scola lograron durante el primer período anotaciones perfectas y han sabido preocupar al equipo de las estrellas, que no podía quebrar los avances de los albicelestes. Pero en el segundo cuarto quedó en evidencia la gran actuación de LeBron James, quien manejó la pelota y ajustició en cada avance penetrando debajo del aro argentino. Los dirigidos por Krzyzewski lograron acrecentar la distancia cerrando el segundo parcial con una diferencia de 8 puntos en desventaja para los argentinos.

Con un Durant limpio en quites y un ataque argentino marcado que no podía encontrar los espacios, se marcó en el tercer cuarto la diferencia que proyectaba al equipo norteamericano a la final de los Juegos Olímpicos. Más allá de los intentos, el equipo de Lamas no pudo con la hazaña de ganarle a los Estados Unidos, potencia mundial del básquet, que hace más de 4 años no pierde un partido oficial. Con un parcial de 74 a 57 se iba el tercer cuarto y en los últimos diez minutos se cerró el encuentro en 109 a 83 final que le da al Dream Team la posibilidad de pelear por la presea dorada.

Por su parte, Argentina enfrentará a Rusia el próximo domingo para intentar alcanzar la medalla de bronce.