La taekwondoín María del Rosario consigue el bronce

La taekwondoín María del Rosario consigue el bronce

María del Rosario Espinoza ya es una leyenda. La taekwondoín azteca venció a su rival cubana para convertirse en multimedallista olímpica.

Guasave está de fiesta. El pueblito en el estado de Sinaloa donde María del Rosario Espinoza nació, vibró al ver como su hija predilecta obtuvo su segunda medalla olímpica al vencer por 4-2 a la cubana Glenhis Hernández en la disputa por la presea de bronce.

Sí, el oro obtenido en Beijing 2008 tras vencer a la noruega Solheim por 4-1 no hizo que María perdiera el hambre de triunfar y luchas por sus sueños.
 
La mexicana empató 0-0 en el primer round, el segundo terminó 1-1 y el tercero se impuso por 3-1. Con este resultado el taekwondo ha dado el séptimo podio a México en estos Juegos Olímpicos.
 
María del Rosario se unió al club de los máximos medallistas aztecas empatando con las leyendas: Paola Espinosa (clavados), Raúl González (atletismo), Rúben Uriza y Joaquín Pérez de Las Heras (ecuestres).