Entre escupitajos y patadas, San Martín venció a Universitario

Ayer por la jornada 11 de la copa movistar, se enfrentaron Universitario y San Martín, el resultado, victoria para los santos por 2 a 1, la primera derrota de Universitario como local y un bochornoso incidente al final del partido.

Entre escupitajos y patadas, San Martín venció a Universitario
Universitario
1
2
San Martín
Universitario: Llontop; Chávez, Galliquio, Schuler, Saco-Vértiz; Gonzales (Olascuaga), Calcaterra, Ampuero, Flores; Polo (La Rosa) y Ximénez. DT: José del Solar
San Martín: Butrón; Corzo, Ramos, Cardoza, Céspedes; Quinteros, Ballón, Montaño (Fernández), Sánchez (García); Cueva y Perea. DT: Franco Navarro.
MARCADOR: 1-0,min.31, Ampuero;1-1 min.78, Ramos;1-2 min.90, Ramos.
ÁRBITRO: Georges Buckley Tarjetas amarillas: Ampuero, Calcaterra y Llontop (U). Céspedes, Quinteros y Fernández (SM). Tarjetas rojas: Miguel Ximénez (U). Luis Perea (SM).
INCIDENCIAS: Partido por la fecha 11 del descentralizado. Estadio: Monumental de Ate

Fue desde el comienzo un partido parejo, la U insinuaba más, amparado en el talento de Flores y Polo por bandas y en su carta de gol el‘Chino’ Ximénez, que sería protagonista del encuentro, no precisamente por los tantos que no anotó, sino por bochornosos incidentes al final del encuentro.

Ampuero fue quién puso adelante a Universitario con potente disparo de media distancia, el tanto era premio al esfuerzo o las ganas del cuadro merengue, que si bien no plasmaba un fútbol atractivo, en su desorden, marcaba el ritmo del encuentro.

Tras el gol la San Martín cambió de actitud y estaba resoluto en igualar el marcador, de a pocos empezó a hacerse dueño del balón, pero al menos durante lo que restaba del primer tiempo, los visitantes no pudieron descontar el resultado. El inicio del segundo mostraba a un Universitario descompensado, superado por San Martín, que recuperaba rápido el balón, ganaba los rebotes, tenía opciones de gol y solo necesitaba encajar el balón en la red.

Curiosamente los goles llegaron por una vía diferente, la pelota parada y el juego aéreo, dicho sea, una de las armas preferidas de los albos. Sería el central Ramos quien anotaría el descuento y ya en minutos de reposición, el gol de la victoria.

Una verguenza

Esto dejó a los jugadores de Universitario desconsolados, algunos con los brazos abajo mostraron su desanimo y otros como Ximénez prefirieron manifestarlo con una certera patada a Christian Cueva, lo que le significó la expulsión y la recriminación por parte del capitán de la San Martín, Leao Butrón, quien se enfrascó en manotazos con el jugador crema y luego le escupió en el rostro.