Las últimas memorias entre América y Necaxa en Liga

Han pasado nueve años desde que las Águilas no ganan en la cancha del Estadio Victoria.

Las últimas memorias entre América y Necaxa en Liga
(Foto: Goal)

Con problemas en su entorno, América se mete al Estadio Victoria este martes para tratar de recomponer su camino en el torneo, enfrentando a los Rayos del Necaxa, dentro de la fecha 10 del torneo de Apertura 2016.

Con el mar de dudas de quién será el nuevo timonel azulcrema tras la salida de Ignacio Ambríz, luego de la derrota de 0-2 ante los Esmeraldas del León, las Águilas tienen prohibido una derrota que combinado con otros resultados los podría dejar fuera de zona de clasificación.

Duelo de tradición, los emplumados y necaxistas a lo largo de los años han entregado buenos partidos, inclusive ya teniendo en su haber una gran final del futbol mexicano en la campaña de Verano 2002.

La última vez que se vieron las caras dichos equipos en el torneo de Liga se remonta al 11 de febrero del 2011 en la campaña de Apertura. En aquella ocasión, los hidrocálidos vencieron por la mínima diferencia al América, con anotación precisamente de un ex azulcrema: Sergio Blanco.

Tintes dolorosos para Necaxa tiene lo que fue su última derrota ante las Águilas, puesto que en el torneo de Clausura 2009, tras caer con marcador de 1-0  con anotación de Fernando Ortiz en su visita a la cancha del Estadio Azteca, los Rayos sufrieron en carne propia el perder la categoría.

Ahora bien, el último triunfo en la cancha del Victoria para las Águilas (tomando en cuenta los años que Necaxa estuvo en la Liga de Ascenso)  se registró hace ya nueve años. Fue el 24 de marzo del 2007 cuando América venció con marcador de 1-2 a los Rayos.

Las anotaciones americanistas corrieron a cargo del entonces juvenil azulcrema, Santiago Fernández y del polémico fichaje, Daniel Bilos, con remate de cabeza fulminante.

Con DT interino en el banquillo, este martes el conjunto capitalino quiere recomponer el camino. Será en punto de las 21:00hrs cuando arranque el compromiso, en la casa necaxista.