El pequeño gigante que conquistó Nebraska

Jack Hoffman, niño con cáncer de 7 años, cumplió su sueño de salir a un campo de juego y marcar un Touchdown.

El pequeño gigante que conquistó Nebraska
Jack Hoffman corriendo hacía el Touchdown.

La vida a veces puede ser dura. Nosotros muchas veces nos preocupamos por tonterías, por cosas insignificantes. A veces hasta nos preocupamos por un partido de fútbol, cuando los mismos jugadores dos horas después de haber acabado el juego, ya están en algún antro despreocupados por la derrota, mientras uno sufre por esa misma.

Nos preocupamos tanto por esas pequeñas cosas que no valen mucho, qye hasta nos hacen ser infelices. Esas preocupaciones tontas, no nos deja disfrutar los momentos de la maravillosa vida, cuando hay personas que tienen problemas muchos más grandes que los nuestros, y a pesar de eso no ponen ningún pero, y admirablemente salen adelante.

Jack Hoffman es un niño de 7 años, con muchos sueños por cumplir, un valiente que lucha día a día con esa maldita enfermedad llamada cáncer. Pero eso a él no le preocupa, aunque tal vez sea una de las preocupaciones más grandes en el mundo, a él nada lo detiene.

Su sueño es jugar fútbol americano y lo cumplió. Jack marcó uno de las más espectaculares anotaciones en la historia de este deporte, demostrando así al mundo, que los sueños se pueden cumplir.

Fue la Universidad de Nebraska, con la que Jack sacó todo su talento a relucir y así provocar la algarabía del público. Un crack.