Doblemente divertido
Arriba, Podio segunda final - Debajo, podio primer final. (Fuente: Página oficial TC2000)

El domingo fue un clásico día de Buenos Aires. Húmedo y nublado; con el sol de por medio que quería asomarse, pero se escondía celoso. Para darle un toque de acción al día complejo, el TC2000 presento sus dos finales para que  nadie se quede con ganas. Alrededor de las diez y media, comenzaban a rugir los motores. Con una lluvia casi invisible, los pilotos tuvieron que tener alerta total ante cualquier imprevisto. Cáceres y Farroni serían los encargados de arrastrar al tren que tenía en las primeras filas a García y Conta; Sirvent y Krujoski; Arato y Gerbaldo; así hasta cerrar los primeros casilleros.

Excelente trabajo fue el de Luciano, que con su Focus del RAM Racing Team, realizó una excelente maniobra y sobrepasó al “Peluche”, quien también perdía el segundo lugar y García lo tomaba. No duró mucho. Cáceres no se quedó de brazos cruzados y fue junto a su Honda Civic a recuperarlo, y así fue. La marcha siguió: Farroni – Cáceres – García.

Como mayormente pasa, la acción se centro atrás. Desesperados por llegar a la decima posición, comenzaron los toques. Los primeros en desordenar la batería fueron Rosso, quien tocó a Luque y este se cruzó golpeando el Fiat Línea de Moggia. El incendio de su auto provocó el ingreso del pacecar. Unos giros después, Panetta y Collino se tocaron, y se volvía a neutralizar la carrera.

Sin ninguna complicación ni presión, Farroni se adjudicaba en la primera final. Ciantini y Calamari serían entonces los que largaban primeros en la segunda final. “Me fastidie bastante con la entrada del AS. Este triunfo sirve mucho para sumar en el campeonato. Lo revertimos. Largamos muy bien y logre hacer la diferencia. Las dos carreras son difíciles. Me deja tranquilo el andar del auto. En las anteriores carreras en Bs As no tuve suerte. La categoría es muy pareja, no queremos golpear el auto en la segunda carrera y vamos a tratar de finalizar lo más arriba posible”, decía el joven del RAM Racing Team Paladini.

Al llegar el mediodía, la última que cerraría la fecha comenzó. El sol por fin decidió salir para poder iluminar cara rincón del Oscar y Juan Gálvez. Los abrigos comenzaron a desaparecer, ya que la temperatura subía. Y para terminar de encantar a los seguidores, el TC2000 volvía a presentarse en el trazado número ocho. Ciantini y Calamari arrancaron bien; uno por delante y el otro bien de cerca. No duró mucho, porque el piloto del PSG16 Team se pasaba en la curva uno y era embestido por su compañero Emmanuel Cáceres. De esta manera regalaba la punta a su seguidor.

La carrera se mantuvo calma durante las 19 vueltas. El del PRO Racing lideró toda la carrera tranquilo, desde el semáforo en verde hasta la bandera a cuadros. Por su parte, vale destacar a Krujoski, quien logró sobresalir en los ensayos del fin de semana. Una gran cita para el que finalizó entre los tres primeros. Esto decía el ganador: “Todavía no caí. Estoy muy contento y orgulloso. Siempre soñé correr en TC2000, en Buenos Aires y ganar. No nos había ido bien en las largadas anteriores. Trabajamos mucho en eso, mi hermano y los ingenieros me ayudaron. La verdad que es muy importante ganar en TC2000. Estoy muy feliz”.

Así finalizó otra gran fecha de esta categoría, que a pesar de haber quedado un poco en el olvido, sabe cómo seguir haciéndose sentir. Para la siguiente, los pilotos y equipos cruzaran el Río de la Plata para desembarcar en Uruguay. El circuito será el Autódromo de Soriano.

En la punta del campeonato esta Matías Galetto con 73 puntos. Lo siguen Azar con 60, García con 59, Farroni con 58 y conta con 49; así se cierran los cinco primeros.

VAVEL Logo