NASCAR Cup: Sobre el final, Kyle Busch se quedó con el Clash
Festejo de Kyle Busch en Victory Lane / Foto: NASCAR Twitter

La NASCAR Cup Series dió inició a su temporada 2021 con el "Busch Clash", la tradicional carrera de exhibición que por primera vez se llevó a cabo en el circuito mixto de Daytona International Speedway. Para esta carrera, los pilotos que podían participar tenían que cumplir alguno de los siguientes requisitos:

-Pilotos que ganaron una carrera en 2020.

-Pilotos que ganaron una etapa en 2020.

-Pilotos que hayan obtenido una Pole en 2020.

-Pilotos que hayan participado del Playoff en 2020.

-Pilotos de tiempo completo que hayan ganado el Clash.

-Pilotos de tiempo completo que hayan ganado la Daytona 500.

-Pilotos de tiempo completo que hayan logrado la Pole para la Daytona 500.

La grilla de partida se definió por sorteó y Ryan Blaney fue el afortunado de quedarse con la Pole. Una hora antes del inicio de la competencia se dio a conocer que Chase Elliott, actual campeón de la categoría, debía largar desde el fondo debido a ajustes no aprobados en su Chevrolet Camaro.

CARRERA (35 VUELTAS)

En el inicio Blaney mantendría el liderato pero Hamlin tomaría la punta antes de terminar la primera vuelta y comenzaría a ampliar la diferencia. En la vuelta 3 Kevin Harvick haría un trompo al salir de la curva 1 y caería hasta el último lugar, mientras que Logano y Kurt Busch serían de los primeros en detenerse en los pits. 

La primera bandera amarilla se presentaría en la vuelta 9 debido a escombros en la chicana de la recta posterior. Se daría el reinicio con Blaney al frente pero se pasaría de frenada en la curva 1, dejando a Brad Keselowski en el primer lugar. 

Poco tiempo después Martin Truex Jr superaría a Keselowski mientras que varios pilotos se detendrían en pits antes de la amarilla de competición, la cual se presentó en la vuelta 15. Truex sería penalizado por saltarse la última chicana durante la amarilla y por lo tanto fue enviado al último lugar.

Se reinicio la competencia con Kurt Busch al frente pero también se iría de largo en la curva 1, dejando a Hamlin nuevamente en el primer lugar. A falta de 15 vueltas para el final saldría la amarilla debido a que Cole Custer se quedó detenido en la última chicana por un recalentamiento en su Ford Mustang. William Byron sufriría un pinchazo y se daría una vuelta más bajo amarilla por los escombros. 

Finalmente se daría el reinicio a falta de 11 vueltas para el final con Hamlin al frente. A falta de 7 vueltas Truex superaría a Hamlin pero el piloto del Toyota N°19 haría un trompo a la salida de la chicana ubicada en la recta posterior y se presentaría una nueva amarilla. Varios pilotos entrarían a pits pero algunos se quedaría afuera y entre ellos estaba Chase Elliott.

Se reiniciaría con 5 vueltas para el final y Elliott comenzaría a ampliar la diferencia sobre el resto pero Blaney, quien si había parado, comenzaría a recortarle distancia al piloto de Hendrick Motorsports.

A falta de 2 vueltas para el final Blaney pasaría al frente pero no podría escaparse de Elliott y en la última vuelta Chase tendría un contacto con Blaney en la última chicana, el piloto de Penske haría un trompo y Kyle Busch aprovecharía esto para quedarse con la victoria.

Con esto Kyle Busch logra su segunda victoria en el Clash (había ganado en 2012) y la décima para el equipo Joe Gibbs Racing en esta competencia. El Top 10 lo completaron: Chase Elliott, Joey Logano, Tyler Reddick, William Byron, Denny Hamlin, Alex Bowman, Erik Jones, Ricky Stenhouse Jr y Matt DiBenedetto.

 

 

 

Luego de festejar en la línea de meta, Kyle Busch diría lo siguiente: "Solo sabía que debía mantener la cabeza baja y enfocarme hacia adelante y solo ver si podía dar en el blanco para tener un tiro como ese si algo así se materializaba".

Por su parte, Chase Elliott y Ryan Blaney harían sus declaraciones sobre el incidente:

Chase Elliott: "Ninguno de los dos ganó, eso es lo más importante. Estaba lo suficientemente cerca para conducirlo allí. Siento que me enojaría conmigo mismo por no intentarlo. Obviamente, no pretendo destrozarlo y mucho menos él. Por suerte (Blaney) no está demasiado enojado conmigo. Sentí que tenía que hacerlo en un evento como este".

Ryan Blaney: "Odio que haya pasado. No funcionó. Solo estábamos corriendo duro. Tenía neumáticos un poco más frescos allí... Traté de protegerme y lo encerré en la esquina para asegurarme de que no me bombardeara de esa manera. ¿Qué vas a hacer?".

 

 

La actividad previa a la edición N°63 de la Daytona 500 seguirá de la siguiente manera:

-La clasificación será el miércoles 10 de febrero a las 21:30hs (define la primera fila de partida).

-Los duelos serán el jueves 11 de febrero a las 21hs y 22:45hs respectivamente (definen el resto de la grilla y quiénes entran a la competencia de los pilotos no asegurados).

*Hora de Argentina

VAVEL Logo